Patrulla Fronteriza monta operativo para frenar caravana migrante

En los puentes Eagle Pass y Del Río en Texas, elementos de la Patrulla Fronteriza realizan un operativo para frenar el paso de los migrantes centroamericanos que se movilizan rumbo a EU

Excélsior
sábado, 02 febrero 2019 | 19:31

Agentes de la Aduana y Protección Fronteriza, realizan operativos en los Puentes de Eagle Pass y Del Río, Texas, ante el arribo de la caravana de migrantes centroamericanos, que buscan llegar a los Estados Unidos y solicitar asilo político.

La vigilancia tiene como objetivo frenar el paso de los centroamericanos que buscan llegar por Piedras Negras, y cruzar a Eagle Pass, Texas, por lo que se efectúan de manera sorpresiva.

Tijuana respalda esquema de Guardia Nacional en la frontera

Este sábado, agentes de la Patrulla Fronteriza en Del Río llevaron a cabo un operativo para revisar camionetas con varias personas y detectar a migrantes que viajen con familias mexicanas y que los puedan llevar a bordo.

Los operativos se efectúan de manera aleatoria, cumpliendo con las normas establecidas en la nueva Ley Migratoria de los Estados Unidos, para evitar el paso de indocumentados.

Paúl del Rincón, Jefe de Aduana y Protección Fronteriza, informó que, en caso de llegar a los Puentes, deberán formarse y no podrán cruzar la guardarraya.

Puntualizo que se habla de 500 personas, por lo que deberán de esperar el proceso para ser entrevistados en relación con la petición de asilo político. La vigilancia también se realiza en el Río Bravo.

Garantizan protección a migrantes

Autoridades de los tres niveles de gobierno sostuvieron una reunión con el fin de coordinar acciones interinstitucionales para garantizar la seguridad de los integrantes de la caravana migrante por Coahuila.

Se acordó regular el ingreso de las personas migrantes en su llegada a Saltillo, en su paso por el estado hasta Piedras Negras, de una manera regular, ordenada y segura, brindando acompañamiento y seguridad con total apego a los Derechos Humanos.

Se detalló que alrededor de mil 900 migrantes, entre ellos 433 niños y niñas, 345 mujeres y mil 113 hombres, se desplazan de Matehuala, San Luis Potosí, para arribar a Saltillo la tarde del domingo 3 de febrero, y pernoctar en la capital de Coahuila, para posteriormente la mañana del día 4 continuar su paso hacía Piedras Negras.

Las instalaciones de las bodegas de gobierno del estado, que se encuentran en los límites de Saltillo y Arteaga, en donde se les brindarán los protocolos de atención a fin de mantener protección y control por parte de la Secretaría de Salud y la Secretaría de Seguridad del Estado.

El Secretario de Salud del Estado, Roberto Bernal Gómez, dijo que se realizará un chequeo médico al total de los migrantes y se brindará particular atención a los niñas y niños que viajan dentro de la Caravana.

En el tema de seguridad, se acordó mantener la presencia de la Secretaría de Seguridad Pública, la Policía Municipal y de la Policía Federal, para mantener el orden y brindar seguridad en todo momento.

El alcalde de Piedras Negras, Claudio Bres Garza, dijo que se instalarán albergues, se brindará apoyo en materia de educación para los niños y niñas, capacitar a las autoridades y personal competente sobre temas migratorios, de derechos humanos y enfoque de género, además del monitoreo epidemiológico por parte de la Secretaría de Salud.

La delegación del Instituto Nacional de Migración notificó que se brinda acompañamiento a la caravana a lo largo de su recorrido, y que, a los menores no acompañados, se les brinda protección y apoyo para ser repatriados a sus lugares de origen.

El estado brindará toda la infraestructura básica y equipamiento de los albergues, insumos de alimentos, colchonetas y cobijas.

El secretario de Gobierno, José María Fraustro Siller precisó que no se permitirán enfrentamientos con la ley ni se afectará la actividad normal por donde pudieran pasar los integrantes de la caravana migrante.