La PF no está a la altura: AMLO

Por eso hacía falta nuevo cuerpo de vigilancia, afirma durante la sesión del Consejo Nacional de Seguridad

Agencia Reforma
martes, 09 julio 2019 | 06:00
Agencia Reforma |

Ciudad de México— Frente a gobernadores, funcionarios y ministros, el presidente Andrés Manuel López Obrador celebró la creación de la Guardia Nacional, luego que se demostró que la Policía Federal no está a la altura de las necesidades que enfrenta el país.

“Miren lo que nos hacía falta la Guardia Nacional, que hace poco se produjo un conflicto en la Policía Federal y se demostró que no está esta corporación a la altura de las circunstancias”, dijo durante la sesión del Consejo Nacional de Seguridad.

“Imagínense una institución que debe ser ejemplo de profesionalismo y de disciplina, que se rebela y toma las calles. Esto reafirmó nuestra convicción de que era necesaria la creación de la Guardia Nacional”.

En Palacio Nacional, López Obrador sostuvo que el cambio de estrategia en seguridad dará resultados con la nueva corporación, que ya se está desplegando en todo el país.


Reprochan que Obrador ‘no da la cara’

En voz del abogado Enrique Carpizo, agentes de la Policía Federal reprocharon que el presidente López Obrador no haya recibido ayer en la mañana a elementos inconformes que pretendían entregarle un escrito en Palacio Nacional.

En una conferencia en el Puesto de Mando de la Policía Federal, el litigante dijo que López Obrador salió por una puerta trasera de Palacio Nacional con la finalidad de evadir a los manifestantes.

“Nadie los recibió y nadie quiso recibirles nada, y el presidente salió por la puerta trasera. Ni siquiera salió por la puerta de enfrente, ni siquiera fue capaz de dar la cara”.

“Salió por la puerta trasera, eso se me hizo muy triste, porque los muchachos iban pacíficamente a querer hablar con él y a querer explicarle qué es lo que pasaba”, señaló.

Carpizo, quien representa a 500 policías, dijo que ninguna de las tres demandas planteadas por los agentes ha sido respondida de manera satisfactoria.

La primera de ellas, detalló, es que cese el hostigamiento laboral; la segunda, que se especifiquen las condiciones en las que los agentes serán transferidos respetando sus derechos, y tercera, que se indemnice a aquellos que ya no quieren permanecer en la institución.

Carpizo afirmó que mientras un grupo de agentes se trasladó al Zócalo para intentar hablar con el presidente, otro, de manera ilegal, se reunió con autoridades para continuar con las negociaciones.

El abogado dijo que el grupo que él representa desconoce los eventuales acuerdos a los que haya llegado el otro grupo de agentes.

Cuando estos elementos salieron de las oficinas de las Fuerzas Federales fueron encarados por sus compañeros, quienes les reprocharon haberse reunido con las autoridades sin tener su representación.