Nacional

Karen abordó taxi en zona de moteles

Estaba 'tranquila y sin preocupación', declara taxista

Excélsior

jueves, 05 diciembre 2019 | 12:19

Ciudad de México.- Tranquila y sin preocupación, así estaba Laura Karen Espíndola, según declaró el taxista que la llevó de regreso a casa tras ser reportada como desaparecida.

El chofer señaló que la mujer abordó el vehículo entre las 10:15 y las 10:30 de la mañana sobre la carretera México-Cuernavaca, muy cerca de la caseta de peaje, a la altura de la colonia San Pedro Mártir. Ahí pasó la mañana tras presuntamente salir de un bar en la zona de Villa Coapa.

La mujer, que le hizo la parada al vehículo taxi tipo Tsuru placas A-44391, estaba sola, se le veía tranquila y sin mostrar signos de preocupación o angustia, aseguró el taxista ante el Ministerio Público de la Fuerza Antisecuestros (FAS).

Las autoridades no saben hasta ahora el lugar exacto en el que estuvo, pues no había querido platicar ni con los psicólogos, policías de Investigación o trabajadores sociales de la Procuraduría General de Justicia capitalina (PGJ).

Ayer mismo, Policías de Investigación (PDI) se trasladaron junto con el taxista a la zona donde la recogió. Se trata de una zona urbanizada, en la que hay algunos moteles.

Los agentes de la Procuraduría rastrean cámaras de circuito cerrado y del C5 en esta zona, para poder ubicar el punto exacto en el que estuvo.

Este miércoles, mientras la familia de la mujer pedía ayuda y decenas de agentes de la PDI y de la SSC se movilizaron para buscarla, pues la creían secuestrada por un taxista.  

Sin embargo, una serie de videos evidenció que la joven llegó a un bar, desde la tarde del martes, y salió hasta la madrugada del miércoles. Las cámaras del lugar la grabaron llegando en un taxi, bailando con un hombre y aparentemente bebiendo cerveza.  

Mientras lo hacía, el hermano de Karen y su mamá, pedían ayuda a las autoridades de la para que rastrearan a la joven.

Y es que la última noticia que habían tenido de ella, era un mensaje que les envió por teléfono en el que aseguraba que iba en un taxi y que el chofer le resultaba “sospechoso”.

En otro video se aprecia el momento en que la joven llega a casa con su madre. La señora la abraza y le pregunta qué le pasó; Karen sólo la abraza y no le responde más.