Nacional

Destituyen a ejecutivo de Pemex por corrupción

La SFP inhabilitó por 10 años a Miguel Ángel Lozada Aguilar, quien está vinculado a la llamada 'Estafa Maestra'

Associated Press

viernes, 13 diciembre 2019 | 06:00

Ciudad de México— El Gobierno de Andrés Manuel López Obrador destituyó esta semana a un alto directivo de la energética Petróleos Mexicanos por estar presuntamente vinculado a un esquema defraudatorio millonario que habría funcionado durante la administración de Enrique Peña Nieto (2012-2014).

Irma Eréndira Sandoval, titular de la Secretaría de la Función Pública, anunció la sanción contra Miguel Ángel Lozada Aguilar, director general de la filial de Pemex Exploración y Producción y su inhabilitación para desempeñar cargos públicos por 10 años.

Lozada Aguilar fue sometido a auditorías e investigaciones sobre su evolución patrimonial, que dieron lugar a denuncias ante la fiscalía federal en abril por “posibles conductas irregulares”. Según un comunicado de la Secretaría, se detectaron omisiones en sus declaraciones patrimoniales de cuatro años, desde 2014 a 2017, ya que no informó la existencia de dos cuentas bancarias y de los beneficios económicos de un bien inmueble.

El ejecutivo se había retirado de su puesto hace meses, pero ahora es cuando llegó su destitución e inhabilitación formal. Pemex no hizo pronunciamiento alguno.

El esquema de defraudación al que se le vincula está relacionado con las irregularidades por las que se abrió un proceso contra Rosario Robles, quien desempeñó varios cargos en el gabinete de Peña Nieto y actualmente se encuentra en prisión.

Robles está acusada de “ejercicio indebido del servicio público”. Según la fiscalía, habría tenido pleno conocimiento de las irregularidades desde junio de 2014 pero no las denunció, lo que afectó los intereses y el patrimonio de las dos secretarías de las que fue titular y ocasionó daños a las arcas públicas que la fiscalía cifra en 260 millones de dólares.

Este verano, la Secretaría de la Función Pública sancionó con más de 200 millones de dólares e inhabilitación por 10 años a otro exdirectivo de la energética, por provocar daños al erario público al comprar en 2013 la planta Agronitrogenados por tres veces su valor de mercado y con maquinaria obsoleta que llevaba 14 años sin operarse.