Nacional

Destacan postura de México con Venezuela

La Embajadora reconoció qué hay una situación económica precaria en Venezuela desde 2015

Reforma
miércoles, 13 marzo 2019 | 19:56

Ciudad de México— La Embajadora de Venezuela en México, María Lourdes Urbaneja, destacó la nueva política exterior del País con respecto a Venezuela, regida por el principio de la no intervención. 

"México tiene como eje central el respeto a la soberanía de los países, lo que es muy importante, y sobre todo la igualdad soberana entre los estados", señaló durante una ponencia este martes.
Reunida con movimientos de trabajadores mexicanos que apoyan el Gobierno de Nicolás Maduro, la diplomática aseveró que la denuncia principal de la

administración venezolana es que Estados Unidos amenaza directamente a Venezuela de intervenir el país militarmente.
"Estados Unidos tiene el ojo puesto en intervenir militarmente Venezuela", expuso.
"Esto no es nuevo, la revolución bolivariana es una revolución asediada".
Afirmó que la Revolución Bolivariana llegó para quedarse a pesar de las presiones de Estados Unidos y los otros países del mundo que han reconocido a Juan Guaidó como presidente interino de Venezuela.
Reconoció qué hay una situación económica precaria en Venezuela desde 2015, pero responsabilizó a la sanciones económicas de Estados Unidos.
"Estos primeros 50 días del 2019 ha quedado en evidencia que la precariedad económica es consecuencia directa de las sanciones económicas de Estados Unidos", manifestó.
Cuestionada por medios de comunicación, la Embajadora se negó a opinar sobre la postura del Gobierno mexicano ante el conflicto interno en su país.
"Somos muy respetuosos", dijo.
"Para nosotros es fundamental la solidaridad que los pueblos han demostrado con Venezuela", agregó.
En el conversatorio, junto a la diplomática, Marcos Tello, de la Coordinadora Mexicana de Solidaridad con Venezuela, dijo que la política neutral asumida por el Gobierno del Presidente Andrés Manuel López Obrador ayuda al proceso bolivariano pero es limitada.
"Es una política ambigua que nosotros debemos de radicalizar y exigir que se opongan a la intervención de Estados Unidos en Venezuela", expresó.