PUBLICIDAD

Nacional

'Con García Luna no teníamos rivales', declara 'El Grande'

Sergio Villarreal fue el primer testigo en el juicio contra el exsecretario de Seguridad Pública y acusó sobornos a cambio de protección para el Cártel de Sinaloa

Agencia Reforma

martes, 24 enero 2023 | 07:00

Agencia Reforma Agencia Reforma

PUBLICIDAD

Nueva York.- Sergio Villarreal Barragán "El Grande", operador del Cártel de Sinaloa, fue el primer testigo en el juicio contra el exsecretario de Seguridad Pública, Genaro García Luna, y acusó sobornos a cambio de protección.

"No teníamos rivales", dijo al aludir que el Cártel de Sinaloa era todopoderoso bajo esa protección.

PUBLICIDAD

Villarreal afirmó que García Luna fue crucial para el crecimiento del Cártel de Sinaloa y aseguró que fue testigo de cómo recibió sobornos de millones de dólares.

Dijo que a principios de la década del 2000 -cuando García Luna era jefe de la AFI-, el Cártel de Sinaloa tenía presencia en 5 estados; y después en el 2010, cuando era el jefe de la SSP, el grupo criminal expandió su presencia y control a más de 20 estados.

"Con la ayuda del Gobierno, el Cártel (de Sinaloa) creció en territorio, en la cantidad de droga que movíamos y eliminar a nuestros enemigos. Nos compartía información sobre las investigaciones contra nuestra organización. Ofrecía información para que pudiéramos golpear a nuestros rivales. Fue una gran ayuda porque pudimos crecer y minimizar a nuestro rival. Crecimos en términos de territorio y cantidad de drogas y eliminando grupos rivales", aseguró "El Grande" ayer ante una corte de Brooklyn.

Añadió que el cártel sobornaba también a militares, así como a autoridades estatales y municipales.

García Luna está acusado de cinco cargos, entre ellos varios por narcotráfico. El juicio que inició ayer podría extenderse por ocho semanas.

César de Castro, el abogado de García Luna, lamentó que se busque acusar a su cliente con testimonios de criminales y sin evidencias de su cliente, lamentó que se busque acusarlo con testimonios de criminales y sin evidencias.

'El Grande', quien fue condenado a 10 años de cárcel en Estados Unidos y liberado en 2019, aseguró que entre 2001 y 2004 el ex mando recibió de uno a 1.5 millones de dólares mensuales pero, en una ocasión, el pago fue de 16 millones de dólares.

Este desembolso, refirió Villarreal Barragán ante el jurado de la Corte de Distrito Este de Nueva York, fue el equivalente a la mitad del valor de dos toneladas de cocaína que el Cártel de Sinaloa le robó a sus rivales gracias a la información proporcionada por la AFI.

El dinero, describió, lo entregaron en cajas de cartón en billetes de 100 dólares, pero era tal su volumen que no cupo en la camioneta en la que iban los emisarios de García Luna y los criminales les prestaron un vehículo para que se lo pudieran llevar.

Además de los sobornos en efectivo, en 2003 el capo regaló a García Luna una motocicleta Harley Davison que al exmando policiaco le pareció muy bonita.

"El Grande", quien fue capturado en México en septiembre de 2010, aseguró que él estuvo presente al menos en 20 ocasiones en las que Arturo Beltrán Leyva, "El Barbas", entregó dinero a García Luna o a altos mandos de la AFI cercanos al ahora acusado.

Refirió que en ocasiones el dinero se envió a través de Domingo González Díaz, quien se desempeñaba como director del Centro Mando de Operaciones Especiales.

Grupo REFORMA publicó en octubre de 2004 que González Díaz se dio a la fuga tras enterarse que un testigo protegido de la DEA lo había acusado de haber recibido 1.5 millones de dólares de parte de "El Barbas".

Esta fuga generó un desencuentro entre García Luna y el entonces subprocurador de Investigación Especializada en Delincuencia Organizada, José Luis Santiago Vasconcelos, pues el mando de la AFI presuntamente habría permitido el escape del agente.

Villarreal Barragán es el primer testigo que presentó la Fiscalía de Nueva York en contra de García Luna, a quien acusa de haber dado protección a narcotraficantes durante los años que estuvo al frente de la AFI (2001-2006) y de la Secretaría de Seguridad Pública (2006-2012), durante los sexenios de los panistas Vicente Fox y Felipe Calderón.

Las primeras declaraciones de "El Grande" -está previsto que hoy continúe con su testimonio- estuvieron referidas a la complicidad de García Luna durante su etapa al frente de la AFI, la cual resultó crucial para que el Cártel de Sinaloa se consolidara en aquellos años como la principal organización delictiva.

PUBLICIDAD

ENLACES PATROCINADOS

PUBLICIDAD

PUBLICIDAD

PUBLICIDAD

PUBLICIDAD

PUBLICIDAD

close
search