Nacional

Cierran filas SRE y Senado ante T-MEC

Canciller Ebrard dijo que acordó con senadores compartir postura de México con EU

Reforma

Reforma

domingo, 08 diciembre 2019 | 18:54

Ciudad de México— El Canciller Marcelo Ebrard anunció que México comunicará hoy formalmente a Estados Unidos que no aceptará supervisiones o verificaciones externas a empresas, como parte del T-MEC.

"En el tema laboral, como ustedes saben hubo de parte de varias voces de Estados Unidos planteamientos de inspecciones directas, o fórmulas de presencia de funcionarios de Estados Unidos en territorio mexicano", recordó.

"Para supervisar plantas o empresas, evidentemente eso no es aceptable ni se va aceptar, y en eso hay consenso de todos quiénes hoy hemos conversado".

Tras reunirse con senadores en la Cámara alta, Ebrard dijo que México sí ve con buenos ojos los "paneles" para resolver controversias laborales y de otro tipo con Estados Unidos.

Precisó que un panel es un instrumento de resolución de controversias paritario, formado por expertos, y con un tercero con autonomía y respeto a ambos países, que es quien toma las decisiones.

"Los paneles hoy en día funcionan en muchos temas de carácter comercial de México en sus tratados comerciales y en la propia Organización Mundial de Comercio".

Acero y aluminio

El Secretario de Relaciones Exteriores mencionó que en las negociaciones sobre la ratificación del Tratado en Estados Unidos también está pendiente el tema del acero y aluminio.

Explicó que el vecino país propuso la obligación de que el 70 por ciento del acero y aluminio sea de la región norteamericana. Sin embargo, enfatizó, México no lo aceptará "de ninguna manera".

"(Sobre el acero) tendrá que ser con un plazo de más de cinco años, caso contrario no lo aceptaríamos por ningún motivo. El aluminio no vamos a aceptar ningún plazo por México no tiene el recurso primordial del aluminio, entonces nos pondría en una desventaja muy grande", añadió.

"Por lo tanto no es de admitirse el tema del aluminio ningún plazo".

En el tema ambiental, dijo Ebrard, uno de los temas pendientes es el de los tiempos para la protección de los medicamentos biogenéricos o biotecnológico.

"México ha planteado varias alternativas, veremos cuál se adopta, para que sea más ágil y los tiempos de protección no sean tan extendidos", abundó.

"Sobre el tema de los compromisos del medio ambiente México tiene una posición más avanzada que Estados Unidos en muchos temas, para empezar cambio climático".

Ebrard afirmó que estos son en esencia los elementos que configuran la posición mexicana que será transmitida este mismo domingo a la contraparte de EU.

"Estas son las líneas rojas, que así se denominan en la negociación comercial, que serán compartidas con Estados Unidos, y también desde luego más tarde probablemente con Canadá", mencionó.

Tras reconocer la labor del subsecretario Jesús Seade como negociador ante EU, Ebrard afirmó que México no ha admitido que se discuta ningún otro tema.

Reiteró que el 90 por ciento del tratado, y quizá más, no está sujeto a discusión o a revisión entre ambos países. No obstante, adelantó que habría un adéndum de dicho instrumento.

"Y ese adéndum son con estas líneas rojas, qué que seguirá como proceso en esta negociación, bueno, vamos a ver la reacción de la contraparte y cuando la tengamos, se las informamos", dijo.

"Nunca se había hecho una consulta en una negociación en curso de este tamaño al Senado de la República y a todas las fuerzas políticas representadas en el Senado. Sí creo que sea un hecho mayor".