Balacera entre miliares y presuntos sicarios deja seis muertos en Tamaulipas

El enfrentamiento entre militares y presuntos sicarios en el libramiento de Nuevo Laredo fue captado por automovilistas que transitaban por la zona; el saldo de las dos balaceras es de seis muertos

Excelsior
sábado, 09 marzo 2019 | 16:10
Excelsior

Nuevo Laredo.- Una serie de enfrentamientos entre militares y civiles armados dejó un saldo de seis personas muertas y el aseguramiento de vehículos y armamento.

La balacera inició a las 5:00 horas y según fuentes policiales, se trató de dos agresiones dentro del mismo tramo carretero.

El primer tiroteo ocurrió en el libramiento Nuevo Laredo II, kilómetro 15, cuando elementos del Ejército realizaban un operativo de vigilancia y fueron atacados por un comando armado.

Luego del enfrentamiento, los militares aseguraron tres camionetas, dos armas Barret calibre 50, cartuchos y cargadores. En ese hecho un presunto delincuente pereció.

El segundo combate ocurrió en el kilómetro 26, donde fueron abatidos cinco presuntos sicarios.

Los militares aseguraron dos vehículos tipo SUV, seis armas largas y cartuchos.

Los dos enfrentamientos fueron grabados por automovilistas que circulaban por la zona y les tocó pasar por una situación de riesgo, al captar el tableteo de las ametralladoras y el intercambio de disparos entre militares y presuntos delincuentes.

La carretera que conduce a la ciudad de Monterrey se vio obligada a cerrarse ante el eminente peligro que corrían los automovilistas y operadores de carga pesada.

En otro video se muestra cuando varias personas, entre ellos menores de edad, pararon sus vehículos y estaban tendidos en el suelo mientras que uno de los testigos daba cuenta con su celular, la movilización y los disparos que hacían los elementos militares hacia dentro de un rancho.

A eso de las 10:30 horas, oficialmente se dio como controlada la situación por lo que la carretera fue abierta, sin embargo, la tensión continuaba.

Otras imágenes que se filtraron en redes sociales dan cuenta de algunos cuerpos de personas del sexo masculino tendidos y sin vida.

Uno de ellos estaba boca abajo, dentro de la caja de una camioneta portando chalecos tácticos y uniformes parecidos a la Secretaría de la Marina.

Otros aspectos muestran a un individuo también tirado boca abajo portando uniforme negro y armamento táctico. Al lado del cadáver había diversos chalecos anti balas.

También se pudieron observar vehículos de reciente modelo, pero de procedencia americana volcados y tiroteados.

La zona donde ocurrieron los enfrentamientos es controlada por el Cartel del Noreste, escisión de Los Zetas y los cuales ahora se aliaron con el Cartel del Golfo para desplazarlos de las zonas que una vez controlaban juntos.