Ampliación de prisión preventiva podría saturar cárceles

Población penitenciaria se ha reducido 24% en los últimos tres años, alertó el representante de la Oficina de la ONU contra la Droga y el Delito en México

Reforma
sábado, 09 febrero 2019 | 07:03

Ciudad de México— La propuesta de ampliar los delitos para aplicar la prisión preventiva oficiosa pone en riesgo la consolidación del sistema penal acusatorio y aumentaría la población carcelaria, que se ha reducido en 24 por ciento en los últimos tres años, alertó Antonino de Leo, representante de la Oficina de la ONU contra la Droga y el Delito en México.

Al participar en las audiencias públicas de la Cámara de Diputados sobre reformas al artículo 19 de la Constitución para incrementar delitos para la prisión preventiva, consideró que se criminalizaría aún más la pobreza.

"Los estándares internacionales en la materia indican invariablemente que la aprobación de la extensión de los supuestos de aplicación de la prisión preventiva oficiosa significaría un retroceso en la política criminal y en el sistema de justicia penal mexicano", expuso ante los legisladores.

"También, ocasionaría una falta de incentivos para la investigación de delitos graves y un debilitamiento de la función de las autoridades de supervisión de medidas cautelares. Todo lo anterior sin dejar de considerar el impacto diferenciado que la medida tendría en los sectores más vulnerables de la sociedad, criminalización de la pobreza y la sobrepoblación carcelaria en el país".

De Leo agregó que el trabajo de las fiscalías se vería afectado, ya que no se investigarían las circunstancias de cada caso para justificar la necesidad de la prisión preventiva, pues ésta se aplicaría de forma automática.

El funcionario de la ONU señaló que, como también lo recomendó el representante de la Oficina de la Alta Comisionado de Naciones Unidas sobre los Derechos Humanos, la prisión preventiva oficiosa es una figura que, lejos de extenderse, debería eliminarse.

Por ello, asevero De Leo, la ONU solicita al Congreso mexicano considerar las normas y reglas internacionales recomendadas por el organismo.

Advirtió que actualmente la sobrepoblación carcelaria no es un problema en México; sin embargo, esto podría cambiar si se avala el proyecto.

De Leo dijo que, de acuerdo con el World Prison Population List de 2018, entre 2015 y 2018 México logró reducir su población carcelaria penitenciaria alrededor de un 24 por ciento, desde una perspectiva comparada.

El representante de la ONU recordó que, bajo el liderazgo de la Conferencia Nacional del Sistema Penitenciario, la Oficina Contra la Droga y el Delito está implementando en el país un proyecto de asistencia técnica para la transformación del sistema penitenciario en México, desde el binomio seguridad y derechos humanos.

"De aprobarse el proyecto de forma para la ampliación de la prisión preventiva oficiosa que ahora se discute, se frenaría y revertiría la tendencia positiva registrada y se incrementaría el número de personas privadas de libertad, y por lo tanto se generaría un problema de hacinamiento carcelario en el país. Un problema que, repito, en este momento no tenemos", remarcó.

Especialistas evaluaron la propuesta para incrementar los delitos que ameriten prisión preventiva oficiosa.