Advierten riesgo al eliminar concurso docente

David Calderón, presidente de Mexicanos Primero, solicitó que en la Constitución se estipule el derecho a recibir formación continua

Reforma
miércoles, 13 febrero 2019 | 18:12

Representantes de organizaciones civiles y especialistas en educación llamaron a autoridades a no ceder a presiones de sindicatos magisteriales como la CNTE y garantizar la calidad educativa de los estudiantes en México.
En el quinto día de audiencias públicas sobre la reforma educativa propuesta por el Gobierno, David Calderón, presidente de Mexicanos Primero, refirió que los maestros deben verse como agentes de cambio social y solicitó que en la Constitución se estipule, por primera vez, el derecho a recibir formación continua de los docentes y directivos a cargo del Estado.
Advirtió que eliminar el anclaje constitucional para los concursos de ingreso y promoción implica un retroceso y conlleva el riesgo de que el control de plazas recaiga en grupos sindicales, como sucedía en el pasado.
"No se pueden perder los derechos profesionales a ingresar a la carrera docente (...) como tampoco perder la aspiración, ampliar los ingresos, el reconocimiento y responsabilidades en promociones a través de un concurso y no por puntajes de un escalafón mecánico sesgado (...) y menos con el dominio de las dirigencias sindicales", apuntó.
"No podemos como País regresar a la época en que las dirigencias sindicales y las autoridades locales se repartían las plazas mitad y mitad y las entregaron a sus favoritos o las condicionaban a apoyos políticos".
Solicitó que, como representantes de la sociedad, fijen con claridad mecanismos que aseguren que "la profesión magisterial no será botín de caciques locales y de Gobiernos o secciones sindicales".
"Las niñas y los niños no firman decretos ni queman camiones; no pueden ofrecer dinero o votos, no reparten cargos (...) todas y todos aquí tenemos que dar la cara a las generaciones futuras y responder con verdad si contribuimos a los arreglos, a los intercambios de amenazas o al reparto de beneficios entre adultos o si efectivamente nos comprometimos con niñas y niños", dijo.
Consideró que un órgano constitucional autónomo es la figura que mejor puede cumplir la tarea de que se mantenga actualizada la información y a la vez sea útil para las decisiones en el ámbito educativo.
Idalia Reyes, diputada de Morena, se solidarizó con este llamado y criticó que en el pasado se haya dado poder a líderes magisteriales.
"Los peores maestros que ha parido México están en las filas del CNTE, como Elba Esther Gordillo", expuso.
A Gordillo, ejemplificó, se le otorgó la potestad de repartir plazas y puestos políticos "para los maestros, diputados que traicionaron al pueblo y que salieron en su mayoría del CNTE".
En tanto, Pablo Clark García, investigador del Instituto Mexicano de la Competitividad (IMCO), también llamó a que la evaluación persista y se garantice la calidad educativa.
Reconoció el esfuerzo por eliminar los espacios de corrupción que durante años han distorsionado el quehacer cotidiano de los maestros.
Refirió que uno de los elementos clave para lograrlo son los concursos de selección para el ingreso y la promoción en la carrera docente.
Éstos, señaló, deben de ser transparentes, objetivos y con una validez que debe ser garantizada por organismos técnicamente calificados.
"(Es) injusto exigir a los docentes que aspiren a ganarse una plaza a través de un concurso cuando la mayoría de las vacantes asignan por otro medio (...) ser director depende más de favores políticos, que el esfuerzo profesional de cada maestro", dijo.
Adolfo Rodríguez Guerrero, especialista en educación de la Unesco en México, exhortó a que el Estado mexicano signe "su papel irrenunciable como garante, custodio y responsable principal de la educación".
Ante el término "excelencia" mencionado en la iniciativa, opinó que debe ser compatible con lo que señala la Unesco en términos de equidad, inclusión y calidad.
Además, sugirió que se cuente con un monitoreo de las metas educativas a nivel mundial.