Pide ayuda a AMLO cosiéndose la boca

Hay 48 comerciantes independientes que están instalados frente a la oficina presidencial desde esta mañana

Reforma
miércoles, 23 enero 2019 | 18:12

Ciudad de México— Un comerciante se cosió la boca e instaló su casa de campaña frente a Palacio Nacional para demandarle a Andrés Manuel López Obrador ayudarlo a seguir con su actividad.
Israel Portillo es uno de los 48 comerciantes independientes que están instalados frente a la oficina presidencial desde esta mañana.
Ellos vendían en Corregidora y Correo Mayor en la categoría de "tolerados" y por muchos años tuvieron el permiso del Gobierno de la Ciudad de México.
Sin embargo, informaron, desde hace unos días los detuvieron y les niegan la vendimia, por lo que la única opción que encontraron para presionar es que Portillo se cosiera los labios.
"Mis padres y compañeros han vendido ahí por 60 años, y ahora quieren reprimirnos, esta es una forma de protestar", dijo Israel, en un esfuerzo por dar una declaración.
Los comerciantes venden desde cortaúñas, paraguas, calcetines y demás artículos.
Ayer fueron recibidos por Osvaldo Alfaro, coordinador general de Reordenamiento en la Vía Pública del Centro Histórico, quien les dijo que buscaran otro trabajo y a las personas de la tercera edad les sugirió buscar una pensión.