Vive familia en casa quemada

Sin opciones, vuelve a vivienda con ventanas quebradas y techo dañado

Abril Salgado
El Diario de Juárez
miércoles, 15 mayo 2019 | 06:00
Omar Morales / El Diario de Juárez

Ciudad Juárez— El pasado 29 de marzo un cortocircuito provocó una conflagración que acabó con la vivienda de Sonia Alejandra Salcido Covarrubias, que por años habitó junto a su esposo y sus hijos de 2 y 7 años en el 1875 de la calle Otumba en la colonia Obrera. 

Papelería oficial, colchones, muebles, ropa, electrodomésticos, todo vio arder en cuestión de segundos, pero gracias a la ayuda de sus vecinos pudo conseguir nuevamente una cocineta, algunos sofás y camas. 

Luego del incendio la familia abandonó la casa por una semana, pero al no tener más opción volvieron a habitarla, esta vez con ventanas quebradas, paredes chamuscadas y con agujeros, un techo quemado y un baño casi a la intemperie, sólo cubierto por cobijas como techo y algunos bloques y maderas.  

“Esto no sé si nos haga daño, la verdad, porque la otra vez vino mi abuelita y una tía que está mala del asma y a ellas sí les empezó a hacer daño, a nosotros no sé si con el tiempo nos vaya a hacer daño”, expresó Sonia, mientras apuntó al techo carbonizado bajo el que viven.  

La afectada contó que sólo recuerda que ese día estaba en una de las recámaras cuando su hijo comentó que olía a quemado, y tras buscar en las conexiones y salir al patio vieron arder uno de los cuartos de madera que conformaban su hogar.


Vende bolis y paletas de hielo para poder reconstruir su casa

“Quisimos hacer algo pero ya no pudimos porque el fuego ya estaba bien arriba y el humo nos empezó a asfixiar, nos salimos todos a esperar a los bomberos, pero también tardaron mucho para llegar y se quedaron sin agua porque aquí en la colonia no hay hidrantes”, narró.

Poco después del siniestro, los habitantes del sector se unieron para llevar a cabo una kermés a beneficio, en la que reunieron 4 mil 800 pesos con los que compraron algo de material y pudieron cubrir algunos de los espacios que quedaron calcinados. 

También adaptaron una de las habitaciones pequeñas, que era el comedor, para hacerlo recámara donde los cuatro pueden descansar por las noches, pero en los días de mucho viento deben colocar cobijas en la ventana para que el clima no les afecte demasiado.

Hace dos semanas gracias a donativos de material pudieron tener energía eléctrica de nuevo, esta vez un rosario cuelga de una tabla de madera en el techo y una pared tiene una imagen de San Judas Tadeo, los únicos objetos que adornan su casa. 

El padre de Sonia, Francisco Javier Salcido, expuso que ha solicitado el apoyo a Desarrollo Social del Municipio para que inspectores puedan ver la casa de su hija y apoyarla con algo, además de que también tienen la esperanza de hacerse acreedores a uno de los cuartos independientes, para que tengan un espacio seguro.  

Pero pese a los esfuerzos por conseguir dicha ayuda, expuso que se ha encontrado con puertas cerradas, y el esposo de Sonia percibe un salario muy bajo ya que trabaja como ayudante de construcción, y ella para percibir un ingreso vende bolis y paletas de hielo y fruta, pero el salario no es suficiente para reconstruir su hogar. 

“Nos gustaría pedir a la comunidad si pueden apoyarnos con algo de material, bloque, arena, cemento, lo que sea y así poco a poquito volver a construir la casa porque antes el piso tenía azulejos, y se levantaron todos con el fuego”, dijo el entrevistado.  

Y agregó, “también nos gustaría que viniera alguien, algún inspector de Desarrollo Social o no sé, un experto que pueda decirnos si vivir así con todo quemado nos puede hacer daño”.

Rafael Chávez, vocero de la Dirección de Obras Públicas, confirmó que esta colonia no se encuentra dentro de las Zonas de Atención Prioritaria en la ciudad, y que al ser recursos etiquetados con lineamientos federales, se descarta la posibilidad de construir a la familia afectada un cuarto independiente. 

Por su parte Juan Salazar, vocero de Desarrollo Social, aseguró que el apoyo no le es negado a ninguna familia que lo solicite, pero deben acudir para que personal de la dependencia valore las necesidades de los afectados, y el material que se les puede proveer de acuerdo con su situación.  

Si usted desea ayudar a la familia puede acudir a la dirección mencionada o comunicarse a los teléfonos (656) 273-12-38 y (656) 814-00-78. 


[email protected]