Transfiere más de 1.3 mdp a familiares y amigos

La señalada se sometió a una liposucción, a una cirugía de nariz, además cambió 5 veces de auto

Blanca Carmona/
El Diario
miércoles, 14 agosto 2019 | 06:00
|

Durante cuatro meses, una empleada del Sindicato de Trabajadores de Protección General Encore CTM (que agremia a personal de recursos humanos para maquiladora) presuntamente transfirió electrónicamente un millón 325 mil 002 pesos a familiares y amigos. 

Cinthia Verónica López Barraza al parecer utilizó datos falsos para generar supuestos beneficiarios sindicales y hacer los depósitos. Aunque en realidad las cuentas pertenecían a sus compadres Julio César Rivera Rivera y Laura Janette Escamilla Hernández así como a su hermana Marcela Paola López Barraza. Así como a su esposo y a un amigo de él, quienes al parecer se encuentran prófugos. 

Ayer los cuatro fueron puestos a disposición de la jueza de Control Maribel Carrillo Mendoza, acusados de haber incurrido en el delito de fraude equiparado y Cinthia en calidad de autora. 

En una audiencia realizada ayer en la Séptima Sala de la Ciudad Judicial, una agente del Ministerio Público (MP) adscrita a la Fiscalía señaló que en un período que comprende del dos de abril al 31 de julio del año 2018 Cinthia Verónica López se aprovechó de que tenía acceso a la banca electrónica del Sindicato para trasferir dinero de las cuentas número 0357122954 y 03571225562 del banco Banorte y la 20917191 del Banco del Bajío a los otros tres detenidos y a dos personas más. 

“Aprovechando el acceso a esas cuentas realizó depósitos y/o transferencias electrónicas consistentes en diversas sumas monetarias a personas no autorizadas, lo cual logro por medio de la manipulación informática de un preregistro de agremiados que vinculo a cuentas reales, que posterior a una investigación interna resultaron ser familiares y gente allegada a ella que no son beneficiarios o agremiados reales del sindicato, provocando con lo anterior un detrimento económico para el Sindicato, ascendiente a la cantidad de un millón 325 mil 002 pesos”, acusó la fiscal. 

Presuntamente a su compadre Julio César Rivera, la empleada sindical le trasfirió 273 mil 320 pesos al número de tarjeta 4152313415363014 de Bancomer; a su comadre Laura Janette Escamilla le depositó 292 mil 050 pesos a Bancomer; a su hermana Marcela Paola López le trasfirió 429 mil 362 pesos a una tarjeta de Bancomer así como 13 mil 600 mil pesos a otra cuenta en Banamex.

A una persona no detenida e identificada en la audiencia pública como Omar Fierro Oaxaca presuntamente Cinthia Verónica López le depositó 215 mil 570 pesos a una tarjeta del banco Bancoppel; a otra persona que goza de libertad, su primo Saúl Omar Reséndiz Barraza le depositó 88 mil 800 pesos en un plástico expedido por Bancomer así como 12 mil 300 pesos, indicó la fiscal quien agregó que Julio César, Laura Janette y Marcela Paola son coautores del delito pues prestaron sus cuentas bancarias para recibir los depósitos 

“Cantidades de dinero que no les correspondían, provocaron con lo anterior un detrimento económico para el Sindicato referido”, acusó la representante social.

La fiscal también citó al Tribunal la denuncia interpuesta el pasado 9 de noviembre por la representante legal del Sindicato, Carolina Urbina García, quien señaló que al realizar una revisión superficial a los fondos de tres cuentas bancarias del gremio se dieron cuenta de una baja considerable en los meses de abril, mayo, junio y julio del 2018, sin justificación.

Por lo que determinaron contratar al auditor externo Miguel Ángel Saldívar Díaz, quien documentó los desfalcos antes señalados. Además se determinó que Cinthia Verónica no vivía conforme a sus ingresos pues se sometió a una liposucción, a una cirugía de nariz y a otras operaciones además de cambiar cinco veces de carro y comprar joyería para venta. 

También a través de la red social de Facebook, y tras determinar mediante las cuentas bancarias los nombres verdaderos de las personas que recibían el dinero, se conoció el grupo de familiares y amigos de ella, dijo la fiscal. 

Ayer las hermanas Cinthia Verónica y Marcela López pidieron que su situación jurídica sea resuelta dentro de las 144 horas que prevé la ley. Por lo que se programó otra diligencia para el próximo viernes a las 11:00 horas y ayer se les impuso la medida cautelar de prisión preventiva a petición de la fiscal y del asesor jurídico de la víctima. 

La fiscal dijo que todos los implicados podrían alcanzar una pena máxima de 18 años y las hermanas pueden influir en los testigos, principalmente Cinthia. 

La jueza admitió la petición y les impuso prisión preventiva por un plazo máximo de un año. 

En tanto que la pareja de esposos Julio César Rivera y Laura Janette Escamilla renunciaron a los plazos y pidieron que ayer mismo se resolviera si eran o no vinculados a proceso penal. Por lo que cerca de las 15:00 horas la jueza Maribel Carrillo Mendoza decretó un receso y anunció que reiniciaría la audiencia a las 17:00 horas. 

Hasta el cierre de esta nota la audiencia no había terminado. 


[email protected]