Suman en puentes 3 mil migrantes mexicanos

Son bienvenidas carpas, lonas, cobijas, chamarras, y demás utensilios

Alejandro Vargas
El Diario
jueves, 10 octubre 2019 | 06:00
|

Cerca de 3 mil migrantes connacionales se encuentran apostados en los cruces internacionales de la ciudad a la espera de ser llamados por agentes de Aduanas y Protección Fronteriza (CBP, en inglés) para obtener un turno de solicitud de asilo político en los Estados Unidos, indicó Adrián Meléndez, coordinador de proyectos especiales de la Cruz Roja.

Precisó que según conteos que realiza la organización, hasta pasado el mediodía de ayer había 250 migrantes en el puente Santa Fe, 800 en el Libre y mil 900 en el Zaragoza.

“Es importante que la comunidad se acerque a apoyar. La necesidad sí es mucha pero, como siempre, es importante también mantener el cuidado debido y las precauciones necesarias por eso se sugiere que se traigan las cosas aquí (a la Cruz Roja), y aquí seleccionamos, clasificamos y lo entregamos”, indicó Meléndez.

Añadió que los padecimientos detectados entre los migrantes mexicanos, procedentes de Zacatecas, Michoacán, Durango, Guerrero y Veracruz, en su mayoría han sido respiratorios y estomacales, con una minoría de personas con crónico degenerativos, como diabetes. Ante ello, instó a la comunidad a no brindarles directamente medicamentos a los migrantes, puesto que la automedicación no es lo óptimo. 

“No es bueno fomentar que se automediquen. Podemos recibir (en Cruz Roja) aspirinas, pepto bismol, ranitidina, paracetamol, diclofenaco”, indicó, y precisó que serán entregadas a migrantes que así lo requieran pero previa revisión de sus síntomas por el personal de la organización. 

Asimismo, dijo que también son bienvenidas carpas, lonas, cobijas, chamarras, y demás utensilios que permitan a los migrantes sobrellevar los cambios de temperatura de la estación. A la vez, refirió que lo recomendable es brindar alimentos no perecederos y omitir entregar comida preparada, así como facilitar artículos de higiene personal: cepillos de dientes, papel, entre otros.

“Son muchas familias, casi por cada una vienen dos adultos y entre tres y cuatro niños”, puntualizó.