Se alistan negocios ante cierre en Ejército Nacional

Toman medidas para asegurarse de que clientes puedan llegar a comercios

Javier Olmos/
El Diario
domingo, 03 febrero 2019 | 06:00

Ciudad Juárez- Locatarios de la avenida Ejército Nacional se preparan con estrategias para evitar la caída de las ventas durante los dos meses que permanecerá cerrada esa arteria por la sustitución de un colector.

“Vamos a poner señalamientos en Paseo de la Victoria y vamos a pedir permiso para colocar un mapa que diga las vías alternas para llegar aquí”, dijo Juan Loredo, encargado del restaurante El Taquito Loco ubicado en esa vialidad.

La Dirección de Obras Públicas del Municipio pavimentó la calle Almeno, a unos 100 metros del cruce con Paseo de la Victoria, para dar paso al tráfico local que busque llegar a los comercios establecidos en la avenida, de acuerdo con información recabada en el lugar.

Para llegar a esos establecimientos, los automovilistas deben tomar la calle desde el Camino Viejo a San José, aunque los comerciantes creen que será difícil que sus clientes lleguen ante la complicación vehicular que representará el cierre de una avenida tan importante.

“Estamos viendo qué tenemos que hacer para que al menos nuestros clientes frecuentes no dejen de venir”, expresó Lorenzo Cortés, trabajador de una barbería situada en medio de un complejo de negocios en Ejército Nacional.


No nos avisaron qué tramo cerrarían: comerciantes

El cierre de un tramo de 240 metros de la avenida, entre Paseo de la Victoria y calle Rancho Malpaso, de oriente a poniente, se concretará a partir del martes 5 de febrero para reemplazar la sección de un colector, y permanecerá así durante al menos dos meses.

Las obras estarán a cargo de la Junta Central de Agua y Saneamiento (JCAS) y tendrán una inversión de 14 millones 402 mil pesos, se informó.

La vocera de la JCAS, María Hidrogo, dijo que está proyectado que el cierre total en ese tramo se prolongue dos meses y después de ese tiempo se abrirán dos carriles para dar apertura al flujo vehicular, mientras termina la obra en su totalidad.

Loredo, el locatario entrevistado ayer, señaló que personal de la Junta Central les informó que el cierre se prolongaría cuatro meses.

Los entrevistados dijeron que a pesar de las estrategias que pudieran implementar, ven difícil que se mantenga la afluencia de clientes por las complicaciones para llegar ante el gran tráfico que se prevé se haga a partir del martes en las avenidas aledañas.

“Nos preocupa porque lo que va a pasar es que muchos clientes se van a ir a otros lugares. Nosotros lo que les pedimos es que cumplan con las fechas que están diciendo porque siempre dicen un tiempo y se tardan el doble”, mencionó Cortés.

“Aquí trabajamos cuatro familias que dependemos de este trabajo. Aquí si no hacemos cortes no ganamos, sí nos preocupa”, agregó.

Otros comerciantes de la zona dijeron que ni siquiera los invitaron a las reuniones con los encargados de las obras.

“Sí sabíamos que van a cerrar pero no de dónde a dónde, a nosotros no vinieron a decirnos nada”, manifestó el encargado de una desponchadora ubicada entre un lote de autos y un ‘home center’. (Javier Olmos / El Diario)


[email protected]