Juárez

Reprueban padres en educación a distancia

Varios se desconectan de sus obligaciones con sus hijos, señalan docentes; entrega de tareas está en rojo

Carlos Sánchez / El Diario de Juárez / Maestra muestra la tarea por medio de su computadora

Javier Olmos
El Diario de Juárez

miércoles, 21 octubre 2020 | 12:48

A pesar de tener el medio, padres de alumnos de diferentes grados escolares están omitiendo responder a los maestros, principalmente por llamada y por WhatsApp.

“Estas son evidencias de que los docentes sí trabajan y de que los padres a pesar de estar en grupos de WhatsApp no responden al llamado”, dijo la docente Visalia Esparza, asesora técnica pedagógica (ATM) en la Zona Escolar 37 en Ciudad Juárez.

La maestra presentó una gráfica en la que se observa en color rojo la falta de entrega de tareas semana con semana durante septiembre, 

“Más de la mitad de los alumnos no ha respondido desde septiembre, pues están en rojo y los demás varía”. 

Karina Moreno, maestra de educación primaria a cargo de cuarto grado, afirmó que, “efectivamente, hay padres de familia que se desconectaron completamente de sus obligaciones para con sus hijos y no hacen el más mínimo esfuerzo”.

“Esto complica enormemente la revisión y la evaluación ya que se tienen que tomar en cuenta una gran cantidad de factores para plasmar un número en el sistema”, comentó.

Indicó que en su grupo únicamente hay tres alumnos sin ninguna participación y no se han podido contactar, ya que los números de teléfono que dejaron en los expedientes no son los mismos y no han tenido ningún acercamiento o interés, a pesar de los diferentes medios sociales con los que cuenta la escuela.

También Ana Lucía Pérez, quien da clases en segundo grado de primaria en el turno matutino, dijo que ha tenido el mismo problema, aunque en su caso, con un mínimo de alumnos.

Dijo que de hecho, en la escuela en la que imparte, la primaria Felipe Ángeles, ubicada en la misma colonia, al menos cada tres alumnos por salón se mantienen incomunicados, mientras que el resto hace el esfuerzo.

Agregó que en el caso de su escuela, se está contemplando como última medida acudir a buscar a los alumnos a sus casas para ver qué está pasando.

La maestra Moreno indicó que al ver las estadísticas plasmadas de los alumnos que mandan evidencias en tiempo y forma, deben tomarse en cuenta varios factores.

El primero de ellos es el acceso a Internet, el número de aparatos como smartphones, laptops, tablets, celulares, el número de hijos que se encuentran tomando clases, pero sobre todo las familias que se encuentran aisladas ante el rebrote de la pandemia.

“En mi grupo, hasta el día de hoy, es el 25 por ciento de ellas, los niños han pasado a estar bajo el cuidado de familiares. Considero que lo más importante es la comunicación y la empatía entre padres, alumnos y profesores”, expresó.

Y abundó en que finalmente, también, los docentes deben tomar en cuenta que los padres no son educadores y no se debe cargar esa función en ellos. “Es un error, pueden colaborar con la tarea prevista pero siempre en perspectiva; se debe tomar conciencia que ellos no son los maestros”. 

Esparza afirmó que es cuestión de actitud, pero de todos los que participamos en el proceso educativo. (Javier Olmos / El Diario)

jolmos@redaccion.diario.com.mx