Juárez

Reinician con toda cautela

Miles de trabajadores regresan a líneas de producción dentro de la ‘nueva normalidad’

El Diario de Juárez / A empleados de la empresa Flex les toman la temperatura antes de ingresar a la planta

Hérika Martínez Prado / Iris González
El Diario de Juárez

martes, 02 junio 2020 | 09:16

Ciudad Juárez— Tras más de 65 días de paralización, Ciudad Juárez comenzó ayer a reactivarse económicamente, aunque de manera parcial. Con el regreso de 150 mil trabajadores a las plantas, el 90 por ciento de la maquila reactivó su producción, mientras que ayer también comenzaron a abrir hoteles que cerraron por la pandemia. La industria de la construcción también volvió a trabajar tras ser considerada como esencial por el Gobierno.

Con sana distancia, cubrebocas, toma de temperatura y divisiones en sus lugares de trabajo, miles de trabajadores comenzaron ayer a operar dentro de la “nueva normalidad” en las maquiladoras catalogadas como nuevas empresas esenciales en Ciudad Juárez.

“Nos forman, luego nos toman la temperatura, nos dan cubrebocas, guantes, careta y nos checan el gafete... también nos van a cambiar el horario de entrada”, dijo Armando, un operador de la planta 1 de la empresa Flex, donde elaboran arneses.

En un recorrido por los parques industriales se observaron ayer además medidas para prevenir la propagación del Covid-19, como la sanitización de los camiones de transporte de personal, mientras que había largas filas con sana distancia para que les tomaran la temperatura antes de ingresar a las plantas.

“Hicieron cabinas de plástico entre las máquinas y en el comedor. Primero entraron los jefes de grupo, supervisores, gerentes y todo el personal administrativo indirecto para tomar cursos de seguridad”, narró Ana, una trabajadora de la empresa Lear, donde fabrican vestiduras para asientos de vehículos.

Aunque la última cifra oficial dada por las autoridades de Salud fue de 17 trabajadores de maquiladora muertos durante la pandemia, de acuerdo con la agencia de noticias Reuters, sus directivos confirmaron la muerte de 20 trabajadores de la planta Río Bravo.

Sofía, otra empleada de Lear San Lorenzo, dijo que ayer les dieron cubrebocas, caretas de protección y trabajaron con sana distancia, pero no instalaron cabinas como en la planta Río Bravo.

“A mí todavía no me toca trabajar, no sé cuándo me vayan a llamar, vine porque a mi esposa sí le tocó empezar hoy pero tiene alta presión y el doctor le dijo que les trajera la receta para que la regresen”, dijo un operador en el exterior de la empresa mientas observaba salir del primer turno a sus compañeros.

Según estimaciones de Index Juárez, de los casi 300 mil empleados del sector industrial en la ciudad, entre 100 mil y 150 mil volverían a trabajar a partir del lunes.

El regreso a la ‘nueva normalidad’ se da en pleno pico de casos detectados de Covid-19, que sumaban hasta ayer mil 263 contagiados y 266 decesos en Juárez.

Isaac Leobardo Sánchez Juárez, economista e investigador de la UACJ, comentó que se espera que no se agrave la situación, debido a que el Gobierno federal advirtió que habría un nuevo regreso a la jornada de la sana distancia.

“Esta nueva etapa se va a caracterizar por la incertidumbre, porque se va a empezar a abrir gradualmente en todo el país la actividad económica, pero en caso de que exista un rebrote, nuevamente habrá cierre de actividades”, resaltó.

Dijo que el mensaje que mandan, ya sea como empresario, trabajador o consumidor, es de incertidumbre porque nuevamente podría pararse todo y volver a casa para contener el avance de la epidemia.

En el caso de la maquila, desde marzo comenzaron a cerrar plantas que fueron declaradas no esenciales por el Gobierno federal, aunque en abril la situación se agravó y la paralización alcanzó al 90 por ciento de la industria local.

Sin embargo, la industria de autopartes fue considerada también como prioritaria y tiene permiso de trabajar con sólo un 30 por ciento del personal.

Mientras que los hoteles también iniciaron los cierres en abril, aunque ayer abrieron dos y la semana pasada uno, para sumar 15 de 29 funcionando a un 15 por ciento máximo de su capacidad. Mañana se prevé la apertura de uno más y otros tres antes del 15 de junio.

En las últimas semanas, también los restaurantes que cerraron por la pandemia comenzaron a abrir, bajo ciertas medidas sanitarias solicitadas por la Secretaría de Salud para evitar la propagación del Covid-19.

Mientras tanto, durante esta fase de semáforo en rojo no podrán operar plazas ni corredores comerciales, tampoco centros nocturnos, bares, casinos, cines, balnearios y gimnasios. El aislamiento social continúa y el uso de cubrebocas es obligatorio.

Mirna Beltrán, subsecretaria de Promoción de la Salud en el estado, dijo que las autoridades estatales se reunirán todos los domingos para analizar el semáforo en la entidad, los martes se reunirán con las autoridades federales para llegar a un consenso de la manera en la que marcha la pandemia y los viernes se dará a conocer a la población para que los lunes puedan reanudar actividades.