Rechazan ataque sexual dentro de kínder

Luego de la detención de un conserje, directivos del jardín de niños Colibrí no le creen a la Fiscalía

Luz del Carmen Sosa/
El Diario de Juárez
domingo, 10 marzo 2019 | 06:00

Directivos del kínder Colibrí descartaron que el probable ataque sexual que sufrió un estudiante de preescolar, de apenas 5 años, ocurrió dentro del plantel educativo, al informar que cuentan con estrictas medidas de seguridad, como nueve cámaras de videovigilancia.

Román de la Torre Quezada, administrativo del jardín de niños particular, entrevistado en las oficinas de la escuela situada en la colonia La Cuesta, no desechó ofrecer apoyo legal al empleado acusado de violación agravada y de quien dijo “lleva dos años y medio colaborando en la institución como conserje”.

“Lo conocemos y lo apreciamos, es prácticamente imposible que un hecho de esa naturaleza haya ocurrido aquí. Es sabido que en muchos casos ese tipo de agresiones ocurren dentro del hogar”, planteó el también docente al asegurar que los baños son vigilados.

Esto contrasta con la versión difundida el pasado viernes por la Fiscalía General del Estado (FGE) que identifica al probable agresor como Manuel C.C. de 54 años, quien enfrenta cargos por los actos de violación agravada cometida en perjuicio de un infante de 5 años, según la causa penal 605/19.

Alejandro Ruvalcaba Valadez, vocero de la institución, dijo que el conserje fue capturado en el exterior de su centro de trabajo, ubicado en la calle Sierra de los Conejos, en cumplimiento de una orden de aprehensión girada por un juez de control.

El juzgador consideró que la representación social reunió elementos de prueba sólidos como dictámenes psicológicos, periciales y entrevistas para acreditar la probable comisión del delito.

Tras la difusión de la información proporcionada por la FGE, la directora del plantel, Maricela Fernández Peña, ayer sostuvo una reunión con las madres y padres de familia en una junta extraordinaria convocada a las 10:00 horas. 

Actualmente son 80 los estudiantes del nivel de preescolar en edades de los 2 a 5 años en el plantel.

Cada asistente recibió un documento firmado por Fernández Peña y Mónica Alarcón Fernández, coordinadora de Preescolar. 

Exponen que el 7 de marzo acudió a las instalaciones de la escuela personal de la FGE con una orden de aprehensión en contra del trabajador, quien fue detenido.

“En ningún momento se nos informó el motivo de la detención de nuestro empleado, comentando los agentes que serían los familiares del detenido o representante legal a quien se les diría el motivo y que acudiera a las instalaciones de la FGE para tal efecto”. 

Varias madres de familia, entrevistadas al término de la junta a la que asistieron, manifestaron tener miedo por la seguridad de sus hijas e hijos, por lo que analizarán durante el fin de semana la permanencia de las niñas y niños en la escuela.


[email protected]