Recaban inversión para mina en Samalayuca

La mina que se proyecta construir en Samalayuca está en su etapa de financiamiento y avanzará con candados de tipo ambiental

Hérika Martínez Prado
El Diario de Juárez
miércoles, 04 septiembre 2019 | 06:00
El Diario |

Ciudad Juárez— La empresa canadiense VVC Exploration Corporation (VVC) recauda actualmente la inversión necesaria para trabajar en Samalayuca, por lo que el próximo año podría comenzar la exploración de cobre en la mina Gloria, donde sólo falta el permiso de construcción del Municipio, aseguró el presidente seccional, Javier Meléndez Cardona.

“La mina está en etapa de financiamiento, ellos (los inversionistas extranjeros) están haciendo una labor de recabar recursos con sus socios y admitiendo nuevos socios para poder juntar la cantidad que requiere el proyecto, una vez que junten el monto para  comenzar a construir ellos nos avisarán” y se tramitará entonces el permiso municipal, explicó.

La apertura de Gloria tendrá una inversión de  4 mil millones de dólares y generará mil 200 empleos, entre directos e indirectos, informó sobre la mina situada a unos 53 kilómetros de Ciudad Juárez.

“Los que falta prácticamente nada más son los (permisos) municipales”, aseguró Meléndez Cardona.

Explicó que para la apertura del proyecto a cielo abierto, el Gobierno federal participa a través de varias instancias, entre ellas la Secretaría de Medio Ambiente y Recursos Naturales (Semarnat), la cual ya otorgó la Manifestación de Impacto Ambiental (MIA).

“El permiso del impacto ambiental y cambio de suelo que otorga la Semarnat es el más importante, y ese ya está hace aproximadamente tres o cuatro meses”, dijo el presidente seccional de Samalayuca, aunque personal de la Delegación Estatal explicó a El Diario de Chihuahua que falta que la autorización se publique en el Diario Oficial de la Federación (DOF).

La Comisión Nacional del Agua (Conagua) “checa que de donde se vaya a extraer agua se cuente con la concesión debidamente registrada, y que obviamente no se rebase el volumen de extracción que va a utilizar cada mes, equivalente a lo que cabe en una alberca olímpica (aproximadamente 2 mil 500 metros cúbicos de agua)”.

“Esto no significa que sea la única agua que se va a utilizar, lo que pasa es que son cantidades que se van a ir acumulando porque ellos van a reciclar el agua”, apuntó.

La Secretaría de Defensa Nacional (Sedena) también mantendrá vigilancia debido al uso de explosivos, mientras que los más de 2 mil petrograbados que representan aproximadamente 2 mil 600 años de antiguedad de la humanidad en Samalayuca, serán protegidos por el Instituto Nacional de Antropología e Historia (INAH).

“El INAH tendrá que aprobar o reprobar la actividad minera en esas áreas actividad, protegiendo el patrimonio cultural de los petrograbados y pictografías”, aseguró hace unos días a El Diario el arqueólogo Eduardo Gamboa, jefe en la Zona Norte de Chihuahua.

A nivel estatal, la Secretaría de Desarrollo Urbano y Ecología (Sedue), interviene en cuanto a regulación de medio ambiente, dentro de los polígonos establecidos para trabajar, mientras que la Dirección de Minas lo hace para efectos de revisar que la concesión esté vigente, apuntó.

“Con el Gobierno municipal es tocar base para el permiso de construcción”, con Desarrollo Urbano, una vez que la empresa VVC reúna el total de la inversión.

Tras el anuncio del arranque de la mina, un sector de los juarenses se han mostrado en contra, como quienes integran la agrupación Para que no nos mine la mina, mientras que el abogado Santiago González interpuso la semana pasada un amparo ante el Poder Judicial de la Federación en contra del proyecto que generará un importante daño ecológico, destacó.

Meléndez Cardona argumentó que el arranque de los trabajos comenzarán con “algunos candados de tipo ambiental”, entre los que se encuentra la restricción para utilizar cianuro. 

“En lugar del cianuro se va a utilizar ácido sulfúrico en un 3 por ciento, dentro de una solución de agua, esto para la lixiviación de los metales”.

Otra restricción es que “no habrá más del 4 por ciento de excavaciones en la superficie que comprende la concesión minera”.

Y además de que se reutilizará el agua, en la mina que será explotada a cielo abierto no podrán abrir un tajo hasta que hayan tapado el otro y haya plantado la flora del lugar, es decir “hasta que hayan realizado medidas de mitigación”.


‘Gloria aliviará rezagos’ 

La explotación de cobre en la mina Gloria, traerá desarrollo a un pueblo que históricamente ha sido excluido de los presupuestos gubernamentales, argumentó su presidente seccional, Javier Meléndez Cardona.

Dijo que la unidad minera Samalayuca Cobre generará impuestos que se irán al fondo minero, de donde el 50 por ciento, según la ley, debe quedarse en el lugar de origen donde se genere el impacto ambiental y con lo cual se construirá una sala de partos, para que las mujeres a punto de dar a luz no tengan que viajar hacia Ciudad Juárez, además del desarrollo educativo.

El presidente seccional de Samalayuca aseguró que la mayoría de los pobladores están de acuerdo con la apertura de la mina, al igual que los 53 ejidatarios del ejido Ojo de la Casa, quienes rentaron con contratos que tienen una vigencia de 5 años, con posibilidades de extenderse a 15 años.

La mina “es nuestra esperanza, estamos hablando de la generación de mil 200 empleos, que vienen a resolver un problema de desempleo que hay en la zona. Hay un estudio de la Universidad Autónoma de Ciudad Juárez (UACJ), Estudio Situacional de Samalayuca 2011, realizado por Alfonso Cortázar y Benjamín Carrera, en el que hablan de un 63 por ciento de desempleo y un rezago educativo y en salud enorme”, argumentó. 

Meléndez Cardona argumentó que la explotación de Gloria, le permitirá a Samalayuca acceder a los recursos del Fondo Minero, para realizar obras en áreas como educación y salud.

“En Samalayuca no tenemos ni siquiera una sala de partos, en 2019 el presupuesto para Obras y Servicios es de cero pesos; esto nos da esperanza. Tenemos una red de agua potable en pésimas condiciones, una tubería que por causar daños a la salud ha sido retirada de todos los sistemas de agua potable del mundo, y la tenemos en Samalayuca. Hay sectores del pueblo que no tienen agua potable”, comentó.

Dijo que el Fondo Minero les va a resolver problemáticas como esas, además de contar con servicio médico en turnos vespertino y nocturno.

“Tenemos un jardín de niños, una primaria, una telesecundaria que se hizo hace 25 años y respondía a una necesidad de hace 25 años. Seguimos anclados a un modelo educativo que ya no responde a las necesidades de Samalayuca, y se va incrementando el rezago con un telebachillerato. Cuando llegan nuestros jóvenes a hacer los exámenes para ingresar a las universidades tienen muchas dificultades”, señaló.

Meléndez Cardona argumentó que la Secretaría de Medio Ambiente y Recursos Naturales (Semarnat) ya otorgó el permiso del impacto ambiental y cambio de suelo, y que en 2014 la zona de la mina fue sacada del área natural protegida. 

“Nos amparamos en 2014 contra el decreto, fueron tres años de litigio y a final de cuentas nos dieron el fallo a favor, en segunda instancia ya quedó firme, a nosotros no nos aplica el área natural protegida porque los jueces señalaron que se habían violado los derechos de propiedad”, informó. 


El Diario

Para apuntar 

• La Conagua supervisará que agua se extraiga de pozo consesionado y que no se rebase el volumen de extración

• La Sedena vigilará el uso de explosivos

• El INAH protegerá los más 2 mil petrograbados con 2 mil 600 años de antigüedad

• La Sedue interviene en cuanto a regulación de medio ambiente


‘El pueblo a favor’

• El presidente seccional asegura que la mayoría de los pobladores están de acuerdo

• También existe la aprobación de 53 ejidatarios