Protestan por recorte a estancias infantiles

Afectan nuevas reglas a 3 mil 200 niños

Hérika Martínez
El Diario de Juárez
lunes, 11 febrero 2019 | 06:00

Ciudad Juárez— Regina es una niña de tres años con autismo y desde junio del año pasado es cuidada ocho horas y media diarias en una estancia infantil, a donde según el proyecto de las nuevas reglas de operación de la Secretaría de Bienestar ya no podrá acudir porque su mamá es empleada de una maquiladora.

“No sé qué voy a hacer, he hablado con mi esposo de salirme de trabajar, pero necesitamos el dinero para llevarla a sus terapias”, dijo su mamá, Adriana Brito, quien al igual que casi el 90 por ciento de las madres beneficiadas son trabajadoras de maquiladora y cuentan con seguridad social.

El proyecto de la Secretaría de Bienestar para el 2019 contempla el recorte de la edad de 3 años con 11 meses, a 2 años con 11 meses, y la negación del servicio para quienes cuenta con algún tipo de seguridad social, como es el caso Adriana y de casi el total de los padres de los más de 3 mil 200 menores que acuden a las 72 estancias de la ciudad.

Aunque se estableció el 28 de febrero para publicar las nuevas reglas de operación del programa que operaba la Secretaría de Desarrollo Social (Sedesol), ahora llamada Secretaría de Bienestar, el presidente Andrés Manuel López Obrador anunció que se darán mil 600 pesos bimestrales a los padres, y serán ellos quienes decidan a quien encargar el cuidado de sus hijos, pero al parecer este apoyo aplicará únicamente para quienes no cuentan con seguridad social.

“Nos dicen una cosa y nos dicen otra, cada declaración que saca nuestro presidente nos genera mucha confusión, nos genera mucha incertidumbre de si somos, no somos, de si vamos a seguir con nuestra labor”, dijo Clara Contreras, coordinadora de una estancia en la ciudad.

 De acuerdo con Adriana, su hija estuvo antes en una guardería particular, donde pagaba 550 pesos semanales, por lo que la mitad de los mil 100 pesos que ganaba hasta el año pasado en la maquiladora eran para pagar su cuidado, y 350 pesos más para las terapias que debe tomar Regina para tratar su autismo.

Adriana fue parte de las decenas de padres que se unieron ayer en el Estadio 20 de Noviembre para convivir con sus hijos y mostrar su inconformidad por el recorte federal, con el eslogan “Mano a mano por los niños de Estancias Infantiles”.

El objetivo “es para mostrarle a nuestro Juárez, a nuestro querido México que nuestras familias cuentan, que nuestros niños cuentan, que los programas son importantes. Yo quiero decirles que no somos rateros, que no somos personas corruptas”, dijo Contreras.

La coordinadora de una estancia en la ciudad, y quien formó parte del comité representativo que viajó a la Ciudad de México la semana pasada dijo que el objetivo del evento de ayer fue para representar a los beneficiados del subsidio federal en Ciudad Juárez.

“Es para mostrarle a nuestro Juárez, a nuestro México querido que nuestras familias cuentan, que nuestros niños cuentan, que los programas son importantes, que si hubo malos manejos no está de parte de nosotros, esta fue una manera porque yo quiero decirle a todo el mundo que no somos rateros, que no somos personas corruptas, que no somos personas que hayan hecho malos manejos con el dinero. A nosotras nos interesa el desarrollo integral de nuestros niños”, apuntó.

Candy Andrade, coordinadora de la estancia La Casita de Candy, también destacó que el “llamado para que nosotros podamos seguir trabajando con los niños de uno a cuatro años de edad, y con los que son hijos de madres y padres de trabajadores de maquiladora”, muchos de ellos solteros.