Prevén que continúen las largas filas peatonales

El lunes la fila peatonal llegó a dos cuadras sobre la avenida Juárez, cuando difícilmente se extienden más allá del puente

Javier Olmos/
El Diario
miércoles, 17 abril 2019 | 06:00

De cuatro a dos horas se redujeron los tiempos de espera para cruzar caminando a El Paso por el puente Paso del Norte, reportó el Fideicomiso de Puentes Fronterizos de Chihuahua ayer.

Aunque se presentó una reducción, el director de operaciones de la entidad paraestatal, Andrés Morales consideró que los tiempos siguen y continuarán prolongados debido a la falta de personal en las garitas de lado norteamericano.

El lunes la fila peatonal llegó a dos cuadras sobre la avenida Juárez, cuando difícilmente se extienden más allá del puente, agregó.

Morales dijo que la situación se ha agravado más en ese cruce internacional, ubicado en el Centro de Juárez, debido a que concentra mayor ingreso de estudiantes y trabajadores que van a esa zona de El Paso.

“En ese puente es la misma cantidad de gente pero los tiempos de espera son más prolongados”, señaló.

El fideicomiso informó que en vehículos ordinarios registró reportes de hasta cinco horas en el Paso del Norte entre el 8 y el 10 de abril por el cierre de carriles Readylane.

Ayer, en el Zaragoza había filas vehiculares de hasta dos horas para pagar, con el cruce comercial lleno y líneas peatonales de 30 minutos. En tanto que el Santa Fe tenía tiempos estimados de una hora con 20 minutos y en peatones hasta dos horas.

El puente Guadalupe ha presentado filas con tiempos de espera de hora y media, agregó.

Morales advirtió que en el caso del Zaragoza hay una tendencia a la alza de usuarios peatonales, por lo que la crisis de tiempos prolongados podría extenderse para allá también.

“Los puentes están a la mitad de personal, y a eso hay que sumarle el estrangulamiento de aquel lado por las patrullas del CBP atravesadas y las vallas en el puente, además de los cortes de cada 15 minutos”, expresó.

El funcionario estatal declaró que el personal del CBP que arribó a aquel lado de la frontera la semana pasada hará labores administrativas y no de campo, por lo que la crisis va a prolongarse por tiempo indefinido.


[email protected]