Policías de Juárez, en tres de 10 acusaciones

La mayoría son por faltas al reglamento; abuso de poder, indisciplinas, inasistencias injustificadas u omisiones en el servicio

Miguel Vargas
El Diario de Juárez
lunes, 04 febrero 2019 | 06:00

Ciudad Juárez— De las carpetas de investigación que se abren en contra de elementos de la Fiscalía General del Estado tres de cada 10 son contra efectivos con plaza en Ciudad Juárez y muchos de los acusados renuncian antes de enfrentar los procesos, dio a conocer la Dirección de Control Interno de la dependencia.

De acuerdo con Erika Jasso, titular de esa dirección, la mayoría son por faltas al reglamento; abuso de poder, indisciplinas, inasistencias injustificadas u omisiones en el servicio.

Quien resuelve es la Comisión de Honor y Justicia con sede en la capital del Estado, pero un buen número de procesos no llegan a su fin al causar baja los involucrados con su renuncia voluntaria, explicó.

Otros casos son judicializados a los jueces de Control cuando se detecta la comisión de algún delito, pero la mayoría de las denuncias en contra de los oficiales refieren a cuestiones de tipo administrativo, dijo.

Ayer El Diario dio a conocer que en los últimos dos años 223 agentes estatales han sido denunciados en diversas ocasiones.

 Según la información lograda a través de la Unidad de Transparencia, muchas de estas denuncias se refieren a acusaciones de extorsión, abuso de autoridad, robo o amenazas, tortura, daños y violencia familiar, entre otros.

La respuesta oficial a la petición de solicitud de información pública 006612019 indica que 16 de los elementos de las policías estatales fueron separados de sus cargos y otros 31 recibieron sanciones, aunque no especifica el tipo.

Erika Jasso informó que aunque existen casos de renuncias voluntarias de los agentes señalados en alguna investigación, cuando trata de la comisión de algún delito son los jueces y ministerios públicos quienes se encargan de dar continuidad al proceso legal.

Recientemente el grupo de investigadores de Control Interno cumplimentó una orden de aprehensión en contra del agente investigador, Abel Eduardo García Campos, acusado de participar en la presunta tortura de un hombre que murió en las instalaciones de la Fiscalía mientras estaba detenido, en junio del 2018.

García Campos había causado baja de la corporación al dejar de asistir a trabajar, al saberse investigado por este homicidio, según se conoció.

Este caso en particular explica que por un lado se resolvió su baja administrativamente por inasistencias, pero el expediente judicial se persigue en los tribunales y serán los jueces quienes determinen las responsabilidades, según comentó Jasso.