Juárez

Planeaban ‘aztecas’ ataque en el Cereso

Fiscalía detecta complot y traslada a Chihuahua a 34 reos

Staff
El Diario de Juárez

jueves, 26 septiembre 2019 | 10:25

Ciudad Juárez— La Fiscalía de Ejecución de Penas trasladó a más de tres decenas de reos integrantes de la pandilla “Aztecas Vieja Guardia” del Cereso 3, luego de detectar que orquestaban un ataque a un grupo contrario o hacia las autoridades penitenciarias.

El pasado 19 de septiembre, en una revisión de rutina efectuada en el módulo de prisión preventiva –específicamente en el pasillo cuatro y habitación uno–, los custodios localizaron cuatro puntas hechizas a los internos David Aldaba Márquez, David Armando Romo Moreno, Armando Gutiérrez Chávez y Jorge Rodríguez Ríos.

Así lo informó ayer el director del reclusorio, René López, al comparecer a diversas audiencias judiciales para justificar el movimiento de presos.

Ante el hallazgo, el coordinador de custodios procedió a interrogar a dichos reos y ellos expresaron que tenían temor de sufrir un ataque, por lo que se implementó una revisión más amplia, dijo el director del penal.

“Dentro del pasillo cuatro el día 19 de septiembre se localizan diversas cartas las cuales indican que el grupo delictivo Aztecas Vieja Guardia se encontraban preparando un hecho delictivo en contra de unas personas privadas de su libertad o inclusive en contra del personal de custodia y administrativo. Por lo cual que se solicita un traslado de manera urgente a la autoridad penitenciaria en relación a que dichos indicios nos llevaban a caer responsabilidad por la vulnerabilidad y seguridad del centro”, dijo López.

El director del Cereso 3 se presentó ayer a unas 15 audiencias junto con una funcionaria de la Fiscalía de Ejecución de Penas y Medidas Judiciales para justificar el traslado de 34 reos e indicó que todos los prisioneros del pasillo cuatro fueron trasladados al penal de Aquiles Serdán, por motivos de seguridad

De acuerdo con la actual Ley Nacional de Ejecución de Penal si se trata de traslados involuntarios –sin la autorización del interno, como los realizados el pasado 19 de septiembre– se debe solicitar a un juez de Control que analice si fue legal o no el cambio.

Ayer se llevaron a cabo unas 15 diligencias y por escrito se resolvieron otras seis peticiones. Una de estas fue en relación al reo José Alberto López Alvarado, quien estuvo presente a través de una videoconferencia y expresó:

“Mi familia no tiene los medios para estar viniendo hasta acá… nomás que si me podían devolver para el penal de allá. Yo no soy de aquí, me cambiaron nomás porque yo estaba ahí en el pasillo, porque no había lugar, yo no soy de ninguna banda”.

El director del reclusorio también expuso que López no es miembro de los “Aztecas Vieja Guardia” pero, dijo, fue trasferido por su seguridad. 

En el exterior de la sala judicial, familiares de López Alvarado señalaron que a ellos no se les notificó del traslado y ayer cuando acudieron a visitarlo se encontraron con la sorpresa de que ya no estaba ahí.

“Sólo los miércoles podemos venir a verlo y ahora nos salieron con eso. Creemos que estos cambios son a raíz de que mataron a una persona ahí adentro. Esto a nosotros nos afecta mucho porque no tenemos el tiempo ni dinero para ir a la ciudad de Chihuahua a verlo y él no está sentenciado, tenía dos meses en el módulo de prisión preventiva y se lo llevaron así nomas, sin avisar y sin nada”, expuso la esposa de López. 

Después de escuchar al funcionario y al interno, la jueza declaró legal el traslado al considerar que aun y cuando el preso no pertenece a ningún grupo criminal, se debe garantizar la seguridad e integridad física de todos los reos y consideró que es correcto el cambio de penal.

Algunos de los internos trasferidos son José Francisco Hernández González, Abraham Isaí Estrada Vargas, Ricardo Sánchez, Gerardo Guillermo Rodríguez Alonso, Luis Genaro Martínez Martínez, José Delgado Pérez, Francisco Granados Ramírez, Carlos Alberto Mancha Álvarez, Mario Alberto Gómez, Juan Carlos García Ortega, Ramón Reyes Cerda, David Armando Romo Moreno, José Alberto López Alvarado, David Aldaba Márquez, José Fabián Martínez y Manuel Wal Rodríguez. 

En audiencia o por despacho, la mayoría de los jueces declararon legal la trasferencia de reos al considerar que se hizo por motivos de seguridad y para evitar el autogobierno al interior del Cereso 3 de Ciudad Juárez, ubicado en la calle Barranco Azul junto a la Guarnición Militar.

redaccion@redaccion.diario.com.mx