No tienen ni para comida Hospital de la Mujer y HG

Dan a pacientes tortillas de hace 15 días

Alejandro Vargas
El Diario de Juárez
lunes, 11 marzo 2019 | 06:00
Archivo / El Diario

Ciudad Juárez— Tanto el Hospital General (HG) como el Hospital de la Mujer (HM) tienen créditos cerrados desde hace dos años por falta de pago a proveedores de alimentos, confirmaron médicos de ambos nosocomios así como proveedores de alimentos y utensilios. 

Es tal la crisis que los empleados se han visto en la necesidad de dar a los pacientes alimentos perecederos almacenados durante semanas o en otros casos apoyarse en familiares de los internos para que ellos les lleven comida cuando el nosocomio no puede brindárselas.

“Nos hemos visto en la penosa necesidad de tener que utilizar tortillas de hace dos semanas”, dijo personal bajo anonimato por temor a represalias.


Familiares han tenido que llevar comida a sus enfermos

“¿Qué menú se les puede ofrecer a los pacientes si sólo nos dan tortillas, pan y en ocasiones queso? Tenemos que hacernos garras con lo poco que nos dan”, agregó. 

Lo anterior aplica para derechohabientes, población abierta, del Seguro Popular e incluso para el personal que labora en los hospitales, mismo que ha optado por comprar comida fuera de los nosocomios. 

“Comemos exactamente lo mismo que los pacientes, sobre todo el personal de enfermería que es el que tiene más horas laborales en el hospital. Ahorita no hay vasos, tenemos dos semanas sin vasos. Enfermería tiene que traer sus vasos para poder bajar al comedor y poderse servir ahí sus bebidas”, agregó un empleado del Hospital General. 

En cuanto a la dieta de los pacientes, refirieron que cuando se trata de personas en situación delicada, la nutrióloga debe hacer “milagros” con lo que se le brinda para dar una dieta balanceada.

“Las personas nos dicen que la comida no es agradable, y nosotros lo sabemos. Lo que se prepara para ellos nosotros lo consumimos. Les damos la facilidad a los familiares para que les lleven los alimentos que traen desde sus casas. Les hacemos hincapié de que sean preparados en casa por cuestiones de higiene”, agregó.  

Precisó que la situación de los créditos cerrados “en todas partes” afecta de manera muy delicada en los hospitales, ya que debido a los retrasos en los pagos “que van de años atrás” no se tienen ni alimentos ni estudios ni se pueden subrogar cosas que antes, a base de un crédito, se podían obtener.

A su vez, proveedores de alimentos y utensilios de las instituciones médicas, refirieron tener suspendidas las entregas de dichos productos por falta de pagos.    

“Hemos llevado de dos a tres ocasiones latas de atún de tamaño institucional y eso para la cantidad de pacientes es nada y no todos requieren de esa dieta. Nos han efectuado más solicitudes, pero sólo estamos entregando (productos) de contado y no tienen para efectuar la compra”, comentó uno de los proveedores también bajo anonimato.  

Precisó que la dirección administrativa se deslinda de dichos pagos argumentando que la problemática está en la capital del estado y les piden que hablen a las oficinas principales.

La crisis por alimentos se suma a las irregularidades en el Sector Salud estatal por falta de medicamentos, personal e insumos. 

El Hospital de la Mujer tuvo que cerrar uno de sus cinco pisos y el Infantil de Especialidades reporta hasta 4 horas de espera en la sala de urgencias.

A la par, el Hospital Civil Libertad opera con falta de personal especializado, provocando retrasos y cancelación de citas, mientras que el General denunció abandono del estado desde 2017, provocando la suspensión de cirugías, retrasos de tres semanas en atención médica y falta de medicamentos. 

El jueves 7 de marzo Jesús Enrique Grajeda Herrera, secretario de Salud estatal, se reunió con los médicos, quienes expusieron sus inconformidades, para las que dijo, tendría una respuesta el próximo martes. De no encontrar soluciones, médicos amagaron con realizar un paro de labores.


[email protected]