Investigan celulares en caso de extorsión

Hallan mensajes en los que le exigían dinero a la supuesta víctima

Staff/
El Diario de Juárez
martes, 09 abril 2019 | 06:00

Con la declaración de un perito experto en la extracción de datos de aparatos celulares, continuó ayer el juicio oral seguido en contra de tres agentes de la Policía Procesal acusados de haber cometido los delitos de extorsión y cohecho. El especialista dijo haber encontrado en el celular de la víctima mensajes de texto en los que le exigían dinero. 

Los sospechosos son Jaime Balderrama Herrera, José de Jesús Carrasco González y el comandante Rafael Fabián Vergara Rojas, cuyos abogados defensores sostienen que se trata de personas inocentes que compraron un vehículo y al percatarse que tenía placas sobrepuestas exigieron la devolución de su dinero. 

Los hechos sucedieron el 22 de agosto del 2017 e iniciaron en la calle Bernardo Norzagaray, a la altura del monumento al Cigarro, cuando a la víctima de identidad protegida presuntamente le quitaron una camioneta Nissan Armada modelo 2004, 100 mil pesos, documentos así como un celular para luego dejarlo ir y ordenarle que más tarde se comunicara con ellos. 

Al hablarles presuntamente estos le exigieron que pagara 150 mil pesos a fin no ejecutar una supuesta orden de aprehensión que dijeron había en su contra, pues se identificaron como agentes ministeriales, y para devolverle el vehículo asegurado.

Ayer compareció ante el Tribunal de Enjuiciamiento el perito Jorge Enrique Guerrero Gandarilla, quien dijo que tuvo a la vista e inspeccionó seis celulares, uno de la víctima y el resto de los ahora detenidos. 

En el teléfono que de acuerdo al MP le pertenecía a la víctima y le que arrebatado, un Samsung S-7 que salió a la venta en el 2016 y estaba a nombre de una persona diversa, al parecer el perito encontró un mensaje recibido el 22 de agosto a las 12:29 horas y en el que decía “no quiero pedos. Nomas dame la feria y me devuelves los papeles del carro”. 

Ese testigo también dijo a preguntas de los abogados defensores que el correo electrónico registrado en el celular era jorgemuñ[email protected] y el teléfono también estaba a nombre de Jorge Muñoz. 

La teoría del caso de los abogados defensores es que fue Jorge Muñoz fue quien le vendió a sus representados la camioneta Armada y esta resultó con placas sobrepuestas, por lo que los agentes de la Policía Procesal lo amenazaron para que les devolviera el dinero y después la persona que se dice víctima presentó una denuncia penal y se implementó el operativo en que fueron detenidos los tres agentes de la Procesal. 

La víctima también compareció ante el Tribunal de Enjuiciamiento y sostuvo los datos que aportó ante el MP pero al ser contrainterrogada por los abogados defensores aceptó que el 22 de agosto cargaba con él un contrato, el título y la factura de la Armada porque dijo iba hacer un trato con un amigo.

Ante el MP la víctima refirió que ese día traía 100 mil pesos porque iba a comprar un vehículo para la flotilla de autos que tiene porque se dedica al servicio Uber. La víctima también dijo que en el 2017 él tenía cinco años con el celular que le quitaron los procesales, aunque los defensores evidenciaron durante la comparecencia del perito que el teléfono salió a la venta en el 2016 y los datos que aparecen ahí son de otra persona no de la víctima. 

Este juicio oral, número 21/2019, se encuentra en la etapa de desahogo de pruebas del MP.


[email protected]