PUBLICIDAD

Juárez

Hondureño esperó 3 años en Juárez para poder cruzar a EU

Manuel Pinto logró finalmente llegar a El Paso bajo una excepción del título 42

Hérika Martínez Prado
El Diario de Juárez

sábado, 21 mayo 2022 | 08:54

Hérika Martínez Prado / El Diario de Juárez | Manuel Pinto, a unos metros de cruzar por el puente de la avenida Juárez

PUBLICIDAD

Ciudad Juárez.— Después de ser retornado bajo el programa “Permanecer en México” de los Protocolos de Protección a Migrantes (MPP) y esperar tres años en un albergue de Ciudad Juárez, ayer Manuel Pinto logró finalmente cruzar la frontera bajo una excepción del título 42.

“Estar aquí es algo bien hermoso, fue muy difícil, en algún momento pensamos que ya no había salida, pero para Dios no hay nada imposible”, narró el hondureño de 38 años antes de cruzar a El Paso para reunirse con su hijo en Miami.

PUBLICIDAD

Pinto, quien hasta ayer llevaba más tiempo en un albergue juarense, llegó en 2019 con su hijo adolescente, pero ante el temor de ser deportado a su país, como comenzó a ocurrir con muchos de sus paisanos, decidió faltar a su última audiencia ante la Corte de Inmigración de El Paso. Y en 2021, cuando el Gobierno de Joe Bien y la oficina del Alto Comisionado de las Naciones Unidas para los Refugiados (Acnur) permitieron el ingresó a los MPP, a él le dijeron que no había sido aceptado. 

“Yo vengo por amenaza de muerte y extorsión, presenté pruebas al juez y al fiscal. No le pusieron interés a mis pruebas y me sentí discriminado por parte de ellos. Me dijeron que mi país es el más seguro del mundo. Ellos mintieron. Yo he buscado ayuda aquí en las organizaciones, pero la verdad nadie me ha ayudado y ya llevo dos años y medio aquí”, narró el centroamericano a El Diario el año pasado. 

Durante tres años, Miguel permaneció con una “llamita encendida” en el albergue cristiano El Buen Samaritano, donde apoyaba al pastor Juan Fierro en la coordinación de las actividades del resto de los migrantes y en la construcción del nuevo edificio. 

“Lo más difícil es ver que otros se han ido y yo no. Todos merecemos una oportunidad y ¿por qué en este caso a mí y a muchos que están igual que yo no nos dieron la oportunidad?, y siendo personas buenas, responsables, personas que no vamos a hacerle daño en su país, sino que vamos a trabajar y a querer lo mejor para nuestras familias”, lamentó. 

Ante la desesperación y sin poder regresar a su país, en enero Manuel decidió enviar con su hermana a su hijo de 16 años solo, por lo que ayer compartió su alegría al cruzar el puente internacional mientras cargaba una mochila.

“Me siento muy feliz, muy contento y muy agradecido con Dios, porque Dios es el único que tiene la última palabra y podemos ver que Dios es fiel. Mi hijo está desde enero, tiene cinco meses ya en Miami, Florida. Duré tres años en Juárez y siento bien hermoso”, aseguró con la esperanza de una nueva oportunidad dada por las autoridades de Biden. 

De acuerdo con el Informe del Proyecto de Inmigración del Centro de Intercambio de Acceso a Registros Transaccionales (TRAC), de enero de 2019 a enero de 2021 el Gobierno de Trump retornó a 71 mil 036 solicitantes de asilo a través del también llamado “Quédate en México”, 22 mil 967 de ellos con un caso abierto en la Corte de Inmigración de El Paso, Texas, entre ellos Pinto y su hijo. 

El Título 42 es una orden de salud pública impuesta por el expresidente Donald Trump, a través de la cual desde el 20 de marzo de 2020 por los migrantes son expulsados de manera exprés, sin un procedimiento migratorio, bajo el argumento de que representan un peligro para la propagación del Covid-19 entre su comunidad. 

Ayer, el juez federal de Luisiana, Robert Summerhays, decidió suspender su término; sin embargo, el Gobierno de Bien está aplicando excepciones humanitarias.

PUBLICIDAD

ENLACES PATROCINADOS

PUBLICIDAD

PUBLICIDAD

PUBLICIDAD

PUBLICIDAD

PUBLICIDAD

close
search