Exigen alto a la violencia de género

No son muertas, son asesinadas, consignan activistas y madres de mujeres desaparecidas o victimadas

Hérika Martínez Prado
El Diario
sábado, 09 marzo 2019 | 06:00

“No son muertas, son asesinadas”, fue la consigna con la que activistas y madres de mujeres desaparecidas y asesinadas en Ciudad Juárez conmemoraron en la Cruz de Clavos el Día Internacional de la Mujer.

Frente a los usuarios del puente internacional Paso del Norte, ubicado en la avenida Juárez, las manifestantes utilizaron antifaces blancos o los rostros de sus hijas plasmados en el pecho para colocar los nombres de las 105 mujeres asesinadas el año pasado en la ciudad o la leyenda “desconocido”, para exigir a los tres niveles de gobierno un alto a la violencia de género.

“Sr. presidente: la transformación que el país necesita se construirá también con las mujeres que desde la sociedad civil estamos comprometidas con la igualdad, el desarrollo, la justicia y los DDHH” (derechos humanos), demandaron las mujeres a Andrés Manuel López Obrador.

Aunque sólo 28 de los 105 asesinatos de mujeres ocurridos el año pasado fueron tipificados como feminicidios, Juárez aparece a la cabeza de este delito en el país, de acuerdo con el Secretariado Ejecutivo del Sistema Nacional de Seguridad Pública.

“Desde hace 26 años niñas, mujeres, jóvenes, han sido desaparecidas y luego las encuentran asesinadas. Esperemos que algún día digamos ‘eso ya se ha terminado, ya no hay violencia contra las mujeres’… pero cada día vemos más lejos que eso suceda”, lamentó Norma Laguna, mamá de Idalí Juache Laguna, desaparecida el 23 de febrero de 2010, a los 19 años de edad, y cuyos restos fueron encontrados en 2012 en el arroyo El Navajo y entregados a su familia en 2013.

Idalí fue víctima de trata de personas y luego fue privada de la vida en el desierto del Valle de Juárez, pero después de ella siguen asesinando a mujeres en Ciudad Juárez, por lo que su mamá dijo ayer no entender por qué ninguna autoridad hace algo.

“Es muy triste. No entendemos porqué la autoridad no pone atención, por qué el gobernador –Javier Corral Jurado– no pone atención a todo esto que está sucediendo; quieren hacer creer que no está pasando nada, cuando eso no es cierto, cuando todos los días vemos en las noticias que aparecen mujeres asesinadas”, apuntó.

En los clavos que rodean a la cruz de madera en el puente internacional también fueron colocados ayer los 11 nombres de las mujeres localizadas sin vida en 2012 en el arroyo El Navajo y cuyos responsables fueron sentenciados en 2015 a 679 años de prisión.

“Esto es un recordatorio a la exigencia de justicia, de la celeridad en los procesos jurídicos, y de investigación, pero también de la identificación de los cuerpos de las víctimas del año pasado. La ciudad está llena de familias con mujeres víctimas de desaparición que quieren saber dónde están sus hijas”, comentó Yadirá Cortés, integrante de la Red Mesa de Mujeres.

La activista también destacó que “ser mujer en Ciudad Juárez nos vulnera, y las acciones políticas y públicas, por parte de los gobiernos municipal, estatal y federal, sobre todo el federal ahora, no nos está respondiendo a las necesidades de la ciudad”.

Con una mujer más encontrada sin vida ayer en la mañana en la colonia El Jarudo suman 23 mujeres privadas de la vida durante 2019, tres de ellas menores de edad, mientras que desde enero desde 1993, cuando se comenzó a documentar el feminicido en esta frontera, han sido asesinadas mil 897 mujeres en Ciudad Juárez y el Valle de Juárez, según estadísticas de la Fiscalía General del Estado (FGE), Instituto Nacional de Estadística y Geografía (Inegi) y seguimientos periodísticos.