Diálogo con el Inami es un gran avance: padre Calvillo

Después de darle un recorrido por el albergue católico y de que el funcionario federal platicara con los migrantes

Staff
El Diario de Juárez
lunes, 13 mayo 2019 | 06:00
Hérika Martínez Prado / El Diario de Juárez

Ciudad Juárez— El diálogo que sostuvo Tonatiuh Guillén López, comisionado del Instituto Nacional de Migración (Inami), con diversos grupos de Ciudad Juárez y la disposición de trabajar en los problemas migratorios de esta frontera son un gran avance, destacó el director de la Casa del Migrante, Francisco Javier Calvillo.

Después de darle un recorrido por el albergue católico y de que el funcionario federal platicara con los migrantes y conociera de cerca las problemáticas, el sacerdote señaló que se le vio interesado, pero dijo que también le confesó que no todo está en sus manos.

Son “luces”, “son avances”, dijo Calvillo, quien le habló a Guillén López sobre la gran cantidad de menores migrantes, el problema de los repatriados y los centroamericanos que son retornados a México por Ciudad Juárez.

“Los empresarios le hablaron de cómo están ahorita lo de los puentes –internacionales-, cómo está ahorita lo de los empleos… luego me pidieron a mí que hablara sobre la realidad de la migración ahorita y cómo me sostengo –como Casa del Migrante- y pues definitivamente ahorita me sostengo más de los empresarios”, dijo el sacerdote sobre la reunión que se llevó a cabo el viernes.

El sábado, el funcionario visitó la Casa del Migrante, donde una de las cosas que más le llamaron la atención fue la gran cantidad de menores migrantes, ya que de las 300 personas que albergan actualmente, más de 65 son menores, desde recién nacidos hasta los 17 años. 

“Me pidió conocer la Casa, le explicamos cómo está, que efectivamente hay muchos retos, que hay temas que rebasan, pero que también el tema de la migración implica decisiones de Estados Unidos, de Centroamérica y de México”, comentó Calvillo.

El comisionado también conoció a Raquel, una mujer guatemalteca quien los últimos minutos del 9 de mayo tuvo en Ciudad Juárez a su segunda hija, Ana Sofía nació en Juárez, por lo que este le ofreció que se regularizara como mexicana, aunque ella espera actualmente en esta frontera su proceso de asilo político.

“Dijo: vamos a ver con algunas papeletas o documentos que puedan ayudarles a ellos, para que podamos controlar o llevar una migración más digna, más humana; pero también dijo que no todo está en sus manos, también en las Secretarías de Gobernación y de Relaciones Exteriores… dijo que el detalle es mantener el diálogo”, apuntó.