Desconocen número de agentes que van a la GN

Temen que la transición a la Guardia Nacional afecte los procesos penales derivados de las intervenciones que aún realizan

Luz del Carmen Sosa
El Diario de Juárez
jueves, 10 octubre 2019 | 06:00
|

Ciudad Juárez— En Chihuahua se desconoce el número de agentes federales que han aceptado incorporarse a la Guardia Nacional (GN) o bien, eligieron alguna de las opciones que ofreció el presidente Manuel Andrés López Obrador al personal operativo de la Policía Federal, dijo ayer el comisario Teófilo Gutiérrez, quien está a cargo de la corporación en el estado.

“Solamente el sector central va a tener el dato preciso por las diferentes elecciones del personal para continuar con su carrera en las diferentes opciones que hayan elegido”, dio a conocer ayer el jefe policiaco.

Hasta ayer 31 agentes federales habían desertado de la corporación para enrolarse a la Comisión Estatal de Seguridad (CES), informó Carlos Huerta, vocero de la Fiscalía General del Estado (FGE). 

Anteriormente el coordinador operativo de la CES, Óscar Aparicio, dio a conocer que aproximadamente 50 elementos más realizan sus exámenes y son evaluados con todos los filtros de seguridad para ser parte de la CES en los próximos días. 

El comisario de la PF en Chihuahua dijo que el lunes pasado concluyeron las evaluaciones físicas y médicas a los elementos que eligieron la GN, por lo que continúa la transición del personal operativo hacia esa nueva figura policial de manera organizada y tranquila.

“Hasta el momento sin novedad en lo que corresponde al estado de Chihuahua”, aseguró el mando.

Sin embargo, esta transición mantiene a la expectativa a abogados penalistas que llevan asuntos de personas detenidas por agentes federales, ya que les preocupa que en un futuro inmediato no puedan ubicarlos, ya sea porque desertaron o porque fueron reubicados a otro punto del país.

José Antonio Navarro Castañeda, vicepresidente de la Asociación de Abogados Penalistas de Ciudad Juárez (AAPCJ), consideró que la transición de la PF a la Guardia Nacional afectará los procesos penales derivados de las intervenciones que aún realizan los elementos, debido a la movilidad del personal. 

“Al no tener seguridad de una posición o labor permanente en alguna localidad por ser reubicados constantemente, esa problemática va a existir”, planteó.

En Ciudad Juárez, donde inició la Operación Conjunta Chihuahua, existen antecedentes de serios rezagos en los procesos penales abiertos contra personas capturadas por militares y agentes federales, durante la intervención realizada una década atrás. 

La movilización de los elementos impidió las notificaciones y posteriormente la presentación del personal en las audiencias, retrasando el desarrollo del debido proceso contra los imputados, muchos de los cuales optaron por declararse culpables para concluir el proceso y obtener su libertad.

“Esa situación sí puede suceder, puesto que en esa transición personal de la PF pasa a la Guardia Nacional y los pueden mover de adscripción, su localización puede llevar tiempo y retrasar procesos. Eso ha pasado, sigue pasando y seguirá pasado pues no tienen seguridad de posición o labor en alguna localidad y por ser del ámbito federal son reubicados”, expuso el abogado penalista.

Desde Parral, Chihuahua, el comisario de la PF aseguró que aquí el personal sigue realizando intervenciones en el combate al delito, pese a la incertidumbre legal de la operatividad de la PF.