Deben ‘robarle’ al IMSS para atender al Estado

Ante escasez de insumos en Ichisal, médicos también deben pagar material de su bolsillo

Alejandro Vargas
El Diario
sábado, 06 abril 2019 | 06:00

Para sobrellevar la crisis del Sector Salud estatal y poder atender a sus pacientes, médicos aceptaron que han sustraído de forma irregular material del Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS), en el que también laboran.

Bajo el anonimato por temor a represalias, los galenos pertenecientes a hospitales del Estado dijeron además haber tenido que poner de su bolsillo, de enero a la fecha, hasta 7 mil pesos cada uno en compra de material.

Uno de ellos indicó que para “sacar los pendientes” y enfrentar la escasez de materiales optan por tomar del IMSS insumos que les quedan de otros procedimientos.


Se cooperan enfermeros para comprar medicina faltante

No tolerarán robo por ningún motivo, dice director médico de la Zona Norte 

“Algunos en el área de Urgencias traen maletas con stock de medicamentos que es de otra institución. En otras áreas se trajeron unas agujas de biopsia del IMSS y de instituciones privadas”, precisó.

Agregó que por lo menos otros 10 médicos han tenido que invertir en insumos. “Hemos comprado hasta cuatro impresoras, tres torres de discos (para grabar estudios) y nos hemos cooperado para la compra de papel de baño y de limpieza entre los departamentos”.

Otro galeno confesó que ha presenciado cómo personal de enfermería manda a algún guardia a comprar cajas de medicamento para hipertensión cuando se termina. “Justo ahorita en las centrales de enfermería no hay sábanas. Piden prestadas porque no hay suficientes”, denunció.

Al respecto, Arturo Valenzuela Zorrilla, director médico en la zona norte, señaló que por ninguna causa avalará algún tipo de delito, en este caso el robo de material.

“No podemos justificar ese acto. Cuando algún médico requiere algún medicamento fuera del cuadro básico o que de momento hay escasez, y lo va a ocupar para un procedimiento, se acerca a la dirección y se da el proceso para conseguirlo. Hay convenios con el IMSS, por lo tanto no hay necesidad de sustraerlo (el material) ilegalmente”, precisó.

Agregó que los médicos tienen completa libertad de comprar los medicamentos de su bolsa, pero los instó a que, en lugar de eso, se acerquen a la dirección para conseguirlo.

“No puedo justificar el robar o cualquier otro delito por escasez o por lo que sea. No hay justificación para cometer un ilícito. Hay vías legales para resolver los problemas siempre y un médico que le haga falta algún medicamento para tratar a sus pacientes debe acercarse por las vías legales. Hay convenios y vías de adquisición rápida”, puntualizó. 

El pasado 27 de marzo arribó a esta frontera la primera parte de la segunda tanda de medicamentos prometida por el Gobierno estatal para hacer frente a la situación “de abandono” de la que se quejan galenos en los hospitales General, de la Mujer y Civil Libertad.

Sin embargo, los almacenes de los referidos nosocomios quedaron abastecidos en menos del 70 por ciento, ya que dicho cargamento abarcó lo que se gastó desde el pasado 14 de marzo, en el primer arribo de fármacos. 

La siguiente carga de la segunda tanda de medicamentos prometida para enfrentar la crisis del sector salud estatal en la ciudad no arribó a esta frontera el pasado 29 de marzo como se prometió, sino que se envió a Parral.

Al momento, el área de comunicación social de la Secretaría de Salud aún no precisa la fecha en que arribará el cargamento restante. (Alejandro Vargas / El Diario)



[email protected]