Cruzan 70 indocumentados a EP en pleno día de visita presidencial

En un recorrido realizado por El Diario se observó a grupos de adultos y familias con niños caminar junto a la malla estadounidense

Hérika Martínez Prado / El Diario
martes, 12 febrero 2019 | 06:00

Pese a la visita del presidente Donald Trump a El Paso y la construcción del muro fronterizo, más de 70 migrantes cruzaron ayer de manera ilegal a Estados Unidos para solicitar el asilo político.

En un recorrido realizado por El Diario se observó a grupos de adultos y familias con niños caminar junto a la malla estadounidense y la zona donde son levantados los barrotes de acero que forman el muro fronterizo de casi seis metros de altura.

Luego de haber cruzado el río Bravo y caminar durante minutos, un grupo abordó a los trabajadores del muro, quienes les indicaron que siguieran caminando para encontrarse con las autoridades migratorias.

Los migrantes continuaron a lo largo de la construcción, cerca del Coliseo de El Paso, donde Trump arrancó su campaña a la reelección del año 2020, bajo el lema “Haz que América sea grande otra vez”, y con la construcción del muro como bandera.

Al llegar a la altura del marcador 28, frente a la X, encontraron a agentes de dos unidades de la Patrulla Fronteriza, quienes revisaban a otro grupo de migrantes.

Después de quitarse las cintas de los zapatos, y de entregar todas sus pertenencias en una bolsa de plástico, los agentes les colocaron una pulsera en la muñeca y los trasladaron a una estación a bordo de unidades y de un camión.

Otro grupo esperó al menos cuatro horas junto a la malla hasta que llegaron a recogerlos, mientras eran vigilados por las autoridades migratorias, quienes los colocaron contra la malla de metal, con las manos arriba o contra la nuca, mientras los revisaban y hablaban con ellos.

Aproximadamente 15 centroamericanos más que eran albergados en la Casa del Migrante fueron trasladados durante la mañana de ayer por autoridades mexicanas al puente internacional Paso del Norte, ubicado en la avenida Juárez, donde fueron recibidos por personal de la Oficina de Aduanas y Protección Fronteriza (CBP, por sus siglas en inglés), para solicitar el asilo político.

De acuerdo con un comunicado de la Patrulla Fronteriza, durante la madrugada de ayer fueron detenidos 330 migrantes que habían ingresado de manera ilegal a Estados Unidos en la frontera del poblado de El Berrendo, Janos, a Nuevo México.

Los migrantes fueron trasladados a la Base de Operaciones de Camp Bounds Forward en el Puerto de Entrada de Antelope Wells.

“Esta es una situación continua que enfrentan los agentes de la Patrulla Fronteriza en el sur de Nuevo México, cientos de padres e hijos son encontrados por agentes después de haber enfrentado un viaje peligroso en manos de contrabandistas sin escrúpulos”, señaló la Patrulla Fronteriza.