Conserje acusado de abuso habría amenazado a niño de kínder

Juez da validez a declaración de víctima y abren jucio; seguirá en prisión preventiva

Staff / El Diario de Juárez
miércoles, 13 marzo 2019 | 06:00
|

Ciudad Juárez— El conserje acusado de haber cometido una violación en contra de un niño de 5 años de edad, ayer fue vinculado a proceso penal.

Al emitir el auto de vinculación a proceso en contra del sospechoso, Manuel Córdova Contreras, un juez de Control señaló que la declaración del niño prevalece sobre los argumentos realizados por el abogado defensor quien presentó a tres testigos de buena conducta y a la directora del plantel en donde presuntamente sucedieron los hechos.

De acuerdo con la formulación de los cargos presentados por una agente del Ministerio Público (MP) adscrita a la Fiscalía estatal las agresiones sexuales presuntamente sucedieron entre diciembre del 2018 y enero de este año, en las instalaciones del preescolar “Colibrí”, ubicado en la calle Sierra de los Conejos.

En la denuncia penal presentada el 8 de febrero de este año por la madre de la víctima –los de ambas personas quedaron bajo reserva judicial– ella señaló que desde diciembre del 2018 comenzó a ver cambios en el comportamiento de su hijo y al preguntarle, él le dijo que sus compañeros del kínder lo estaban molestando.

En diciembre del año pasado la mamá habló con la maestra de la víctima para ver cómo podían ayudar al niño y la docente le dijo que el pequeño tenía conductas negativas. Después, los días 30 y 31 de enero, el niño perdió el control de los esfínteres y la mamá decidió llevarlo al psicólogo acompañada de su hermana.

A principios de febrero, al ir al psicólogo, la víctima le contó lo que le estaba sucediendo a su tía.

En la comparecencia realizada por el niño ante una agente del MP, expresó “el viejillo del kínder al que voy me trata mal”. Además refirió que Manuel Córdova le dijo que le iba a dar un “hot dog”, lo llevó al baño de la escuela, le ordenó que cerrara los ojos pero sólo le dio “caca de pájaro”.

Además la víctima indicó que en una ocasión Córdova Contreras lo amenazó con quebrarle la cabeza o matarlo si decía lo que estaba pasando y en otra fecha le pegó con un palo en los glúteos.

La declaración de la madre y del menor fueron tomados por el juez de Control, Jorge Omar Derat Acosta, como datos de prueba válidos aunados a los informes en materia de medicina y psicología forense.

El abogado defensor presentó la declaración de un pastor y a dos integrantes de una congregación religiosa a la que pertenece el acusado, quienes dijeron que Córdova es una persona honorable de la que siempre observaron tener buena conducta.

El defensor también llamó a declarar la directora del preescolar, Marisela Fernández Peña quien habló sobre la ubicación de las cámaras de seguridad.  

Sin  embargo, al terminar de escuchar las pruebas y los argumentos del defensor –quien es pasante de la licenciatura de Derecho y tiene un permiso temporal para ejercer y se hizo acompañar de un abogado titulado– el juez señaló que las pruebas y los alegatos eran impertinentes y dictó el auto de vinculación a proceso contra Córdova por el delito de violación con penalidad agravada. 

El juzgador también dejó vigente la medida cautelar de prisión preventiva impuesta en la primera audiencia.