Concentran ejecuciones la Anáhuac, Sauzal y Riberas

Entre las personas asesinadas en la calle Lucero está el exregidor Hiram Contreras

Hérika Martínez Prado /
El Diario
domingo, 21 abril 2019 | 06:00

Colonias como la Anáhuac, El Sauzal y Riberas del Bravo, además de la calle Lucero, registran la mayor incidencia de homicidios este año.

La cifra registrada en cada una de esas zonas es de 9 a 11 víctimas, mientras que en el periférico Camino Real suman al menos ocho los cadáveres localizados, cinco de ellos a la altura de la avenida 16 de Septiembre, según datos de la Fiscalía General del Estado (FGE).

Además de los asesinatos, dichas colonias presentan alta incidencia de robo de vehículos, violencia familiar y viviendas abandonadas, de acuerdo con el Observatorio Ciudadano y el Atlas de Bienestar y Seguridad del Fideicomiso para la Competitividad y Seguridad Ciudadana (Ficosec).


Suma una sola calle 11 ejecuciones

Según datos de la FGE, hasta ayer sumaban 446 homicidios durante 2019.

Después de los mil 247 homicidios dolosos registrados en 2018, este año suman 108 víctimas en enero, 96 en febrero, 116 en marzo y 126 en abril.

Entre los puntos de mayor incidencia se ubica la calle Lucero, donde en 2019 han sido asesinadas al menos 11 personas, cinco de ellas en el cruce con la calle Ramón Rayón, donde el año pasado fue asesinado el exregidor panista Hiram Contreras.

La calle Lucero, de acuerdo con el mapa digital de Ficosec, abarca los cuadrantes 622 y 626, donde en 2018 hubo un incremento del 67 por ciento en los casos de homicidio doloso, con un total de 15 víctimas.

En ambos cuadrantes, de 2015 a 2018 sumaron 38 asesinatos, además de 120 lesiones dolosas, 90 robos a casa habitación, 119 asaltos a negocio, 52 robos a transeúntes y 369 hurtos de vehículo.

Mientras que en el cuadrante 626 el 24.01 por ciento de las 7 mil 900 viviendas existentes se encuentran no habitadas, en el cuadrante 622 el porcentaje de viviendas no habitadas es del 20.96 por ciento, de las 5 mil 410 registradas.

En total, 3 mil 031 viviendas están deshabitadas en ambos cuadrantes, donde el índice de los delitos sobre los bienes y sobre las personas es calificado como “muy alto” por Ficosec.

Otra de las zonas donde al menos han sido privadas de la vida 11 personas en año, en 10 hechos distintos, es en Riberas del Bravo, la cual debido a su extensión y nueve etapas abarca los cuadrantes 526, 528 y 530 en el Atlas de Bienestar y Seguridad.

En los tres cuadrantes, el año pasado se registraron siete homicidios, mientras que desde 2015 a 2018 la cifra fue de 24 víctimas.

En los últimos tres años también se han denunciado ante las autoridades 85 lesiones dolosas y 44 robos a casa habitación.

Riberas del Bravo es además señalada por el Centro de Atención a la Violencia contra las Mujeres en Ciudad Juárez, del Instituto Chihuahuense de las Mujeres (Ichmujeres), como una de las zonas con mayor violencia familiar, junto a Anapra y Las Torres.

Otra de las problemáticas que arroja el mapa de Ficosec en Riberas es el alto porcentaje de viviendas no habitadas, ya que de 11 mil 013 casas registradas, 4 mil 110 están solas, es decir el 37.31 por ciento, con un mayor porcentaje (40.56) en el cuadrante 528, ubicado al centro del complejo habitacional.

La colonia Anáhuac suma también al menos 11 víctimas, la última de ellas el pasado lunes en su mercado de segundas, mientras que la mañana del 26 de febrero fueron encontrados los cuerpos de cinco hombres dentro de una vivienda ubicada en las calles Buenaventura y Sitio de Cuautla.

Dicha colonia, ubicada en el norponiente de la ciudad, aparece en uno de los puntos con mayor índice delictivo en el Atlas de Bienestar y Seguridad, con un aumento del 50 por ciento en los homicidios de 2017 a 2018 en el cuadrante 301 y del 100 por ciento en el cuadrante 132.

Según las cifras oficiales, en 2018 sumaron siete víctimas en ambos cuadrantes, a diferencia de los 11 de los que se tiene registro este año.

Y de acuerdo con el registro delictivo, de 2015 a 2018 se registraron en la misma zona 14 asesinatos dolosos, 70 lesiones dolosas, 54 robos a casa habitación, 51 asaltos a negocio, 26 robos a transeúntes y 77 a vehículos.

En ambos cuadrantes, el 28 por ciento de las viviendas se encuentran deshabitadas.

Otra de las colonias donde se han encontrado este año al menos nueve víctimas de homicidio doloso, en distintos hechos, es El Sauzal, la cual abarca los cuadrantes 527 y 529 en el atlas digital, con tres víctimas el año pasado y un total de 19 de 2015 a 2018.

Ahí se registraron además 43 lesiones dolosas y 32 robos de vehículos entre 2015 y 2018. (Hérika Martínez Prado / El Diario)


[email protected]