Con GPS cuida UACJ a usuarios del Indiobús

‘Lo que nos interesa es la seguridad de los alumnos’

Luz del Carmen Sosa/
El Diario de Juárez
sábado, 09 febrero 2019 | 06:00

Ciudad Juárez- Alejandra R. camina desde la calle Oaxaca, en la colonia Morelos I, hasta la avenida De las Torres. De lunes a jueves llega poco después de las 6 de la mañana al punto Tres Torres,  donde espera la llegada del Indiobús.

La estudiante asiste al Instituto de Arquitectura, Diseño y Arte (IADA) donde cursa el tercer semestre de la  licenciatura de Artes Visuales y dice que ahorra aproximadamente 40 pesos diarios de pasaje, al ser una de las beneficiadas con el Programa de Transporte Interno de la Universidad Autónoma de Ciudad Juárez (UACJ). 

“Sí me gusta el sistema, es seguro, el problema es cuando camino de regreso a mi casa, ya me han asaltado dos veces para quitarme el celular”, dice la alumna.

Actualmente la UACJ es la única universidad que ofrece transporte gratuito a los estudiantes en todo el estado.  

“Diariamente realizamos 170 recorridos, divididos en 20 puntos distribuidos en varios sectores de la ciudad, para transportar a 6 mil 500 usuarios entre campus norte y campus sur y también atendemos a los maestros que salen de los institutos para ir a Ciudad Universitaria, es un esfuerzo muy grande que hace la Universidad”, explica Flor Rocío Ramírez Martínez, directora general de Extensión y Servicios Estudiantiles de la máxima casa de estudios.

El primer camión sale a las 5 de la mañana desde El Porvenir y recorre los dos municipios contiguos, Guadalupe y Praxedis G. Guerrero, así como las comunidades ejidales del Valle de Juárez hasta el fraccionamiento Riberas del Bravo.


‘Lo que nos interesa es la seguridad de los alumnos’

“Lo que más nos interesa es la seguridad de las y los alumnos y evitar que hagan erogaciones en transporte, porque para muchos sería pagar hasta dos o tres camiones sólo para llegar a su instituto, por lo que es un gran beneficio para ellos”, agrega.

El programa de transporte interno, que inició en el 2010 cuando iniciaron las clases en Ciudad Universitaria y Juárez enfrentaba una crisis de inseguridad, tiene horarios programados desde las 06:00 hasta las 22:20 horas. Cada alumno aborda el camión con sólo presentar la credencial que se tramita en COBE; para tramitarla es requisito entregar dos fotografías, número de afiliación del servicio médico y un contacto en caso de emergencias, refiere.

Actualmente la empresa TPJ ganó la concesión que cada año licita públicamente la UACJ. 

Cada unidad cuenta con un geoposicionador (GPS) que es monitoreado desde la Rectoría, dice Israel Sevillano coordinador general del Indio Bus y quien muestra los movimientos de las unidades a través de una pantalla.

“Desde aquí detectamos la velocidad, la ruta y sabemos qué estudiante va viajando en el camión. Si detectamos que va a exceso de velocidad, se le dan instrucciones al guiador para que la reduzca, también se observa el tiempo de los recorridos y si van en tiempo o retrasados por cuestiones del tráfico, si el motor está apagado o encendido”, refiere.

La Universidad hace un examen cualitativo a la empresa y consulta a los estudiantes sobre el servicio que ofrece la empresa externa.

Debido a que la seguridad de las y los alumnos es prioritaria en los próximos 15 días serán instaladas cámaras de videovigilancia en las unidades, la cámara interna será monitoreada en tiempo real por la UACJ y la externa por la empresa transportista.


Actualmente la Dirección General de Extensión y Servicios Estudiantiles analiza reestructurar los puntos de ascenso y descenso a través de la plataforma Sistema de Información Geográfica (GIS, por sus siglas en inglés) y el programa ArcGIS.

“Estamos mapeando las direcciones de todos los alumnos, usuarios del transporte, y la próxima semana vamos a tener un mapa que nos permite saber dónde viven nuestros alumnos y en base a ello vamos a optimizar las rutas. Es decir, vamos a combinar la investigación y la tecnología para beneficio de los usuarios”, explica la doctora Ramírez Martínez.

Adelanta que también se está creando una aplicación móvil para que los alumnos tengan datos exactos de la ubicación del camión, similar al UBER, lo que facilitará el traslado a los universitarios.

“La ciencia, la tecnología y la academia al servicio de los estudiantes”, resume la docente. 

Alejandra refiere que durante el recorrido de máximo una hora puede maquillarse, dormir un rato más o charlar con sus compañeros de viaje, con quienes ha creado lazos de amistad. 

[email protected]