Calle Piña y Paseo de la Victoria Limpian dique y ya está sucio a menos de un mes

Vecinos reciben desde insultos hasta amenazas por reclamar a quienes tiran basura en el lugar

Abril Salgado/
El Diario
martes, 14 mayo 2019 | 06:00
Omar Morales

A poco menos de un mes de que empleados de la Dirección de Limpia realizaron labores para eliminar la basura de un dique situado entre las calles Piña y la avenida Paseo de la Victoria, una diversidad de desechos ocupa una gran extensión del espacio entre las laderas y el fondo del mismo.   

Neumáticos, decenas de bolsas de basura doméstica, escombro, autopartes, salas completas, canastos, electrodomésticos, perros muertos, material de construcción y colchones son algunos de los desperdicios que se encuentran en dique.

Vecinos del fraccionamiento Vista del Valle, que colinda con este pozo de captación, mencionaron que no siempre se dan cuenta del momento cuando la gente tira basura ahí, pero saben que es utilizado como un basurero clandestino que además emite fuertes olores.  

Patricia López, habitante del sector, mencionó que muchos vecinos ya temen incluso reprender a quienes sorprenden desechando residuos, pues han recibido insultos y hasta amenazas. 

“Yo sí he visto cuando tiran las cosas pero ya hasta se le echan al brinco a uno si le dice cosas, yo creo que no son de aquí”, dijo, y agregó que en días pasados un vecino tuvo ese conflicto y fue amenazado por personas desconocidas que se deshacían de sus cosas.

“Por eso ya mejor uno ve y se queda callado, porque hasta aquí en el parque vienen y tiran basura”, expresó.

La entrevistada señaló que uno de los principales temores es que sea un foco de infección porque también desechan perros muertos y los olores son muy fuertes, sobre todo en los días calurosos.

“Yo sólo sé que a veces hay incendios”, comentó Rosario Acosta, otra habitante de la zona, quien dijo no conocer bien la problemática y que sólo ha visto las conflagraciones de basura. 

Luis Varela, vocero de la Dirección de Servicios Públicos, confirmó que este espacio fue limpiado y se recolectaron más de 500 llantas, animales muertos, árboles quemados, y varias toneladas de escombro, pero explicó que es una situación reincidente en este tipo de espacios.  

“Es complejo el asunto porque nosotros llegamos, limpiamos, quitamos escombro y a los dos o tres días otra vez la gente va, es de alguna manera difícil que la ciudadanía cuide esos lugares”, expuso. 

El portavoz informó que actualmente la dependencia realiza varios operativos de limpieza en algunos puntos de la ciudad, entre los que se encuentra la Acequia Madre. 


[email protected]