Recién nacido fue hallado en tapias

Asfixió a su bebé con una almohada

Mayra Sarahí Vargas declara que ella enrolló el cuerpo con una bolsa, lo metió a una maleta y después lo tiró

Staff/
El Diario de Juárez
viernes, 13 septiembre 2019 | 06:00
|

Mayra Sarahí Vargas Montoya, quien presuntamente arrojó el cadáver de su hijo de 15 días de nacido a unas tapias, declaró ante el Ministerio Público (MP) que ella lo asfixió con una almohada porque el bebé no dejaba de llorar y después decidió tirar el cuerpo.

“Me quedé sola con los niños y el bebé estaba muy necio, no dejaba de llorar, le daba pecho y lloraba, le preparaba fórmula y lloraba, yo estaba muy desesperada porque el bebé lloraba mucho todos los días”.

“Ese día le puse una almohada en la carita porque lloraba mucho y yo estaba desesperada, le quité la almohada como a los 15 ó 20 minutos, para esto ya eran como las 6:00 de la tarde, y al quitarla vi que el bebé tenía sangre en la nariz y en la boca, la mollera se le empezó a hundir más, el ombligo se le puso negro, también la nuca se le empezó a hundir y se escuchó que hizo un ruido como el espíritu; temblé de las piernas”, declaró ante la representación social. 

La mujer también señaló que en un ropero encontró una bolsa grande y enrolló al bebé “como un taco”, le quitó la ropa porque estaba manchada con sangre y sólo le dejó un pañal desechable con dibujos para luego meterlo en una maleta negra que acomodó debajo de una carriola en la que sentó al niño más grande y salió de su casa, caminó y en unas tapias donde había mucha basura aventó el cuerpo.

El pasado 29 de agosto alrededor de las 14:30 horas un agente de la Unidad de Delitos contra la Vida fue enviado a un predio ubicado en la calle Insurgentes y eje vial Juan Gabriel de la colonia Monumental, en donde se reportaba el cadáver de un niño.

Los primeros en llegar fueron los agentes de la unidad 233 de Seguridad Pública Municipal, quienes le informaron a un ministerial que sobre unos escombros y envuelto en una bolsa de color negro con cinta adhesiva se hallaba un cadáver. 

Al ser ingresado al Servicio Médico Forense (Semefo) bajo el número 1743/2019/37, se determinó que se trataba de un recién nacido y que la causa de la muerte era perforación de estómago por trauma y con un cronotanatodiagnóstico de 68 a 72 horas al momento de la necrocirugía. 

El pasado 30 de agosto, después de que se conoció a través de los medios de comunicación la localización del cadáver de un recién nacido, a la Fiscalía estatal acudió la pareja sentimental de Mayra Sarahí. Se trata de Jesús Pérez, quien declaró que desde julio del 2018 tenía una relación sentimental con ella y tiempo atrás ya habían sido pareja y además de la víctima tiene otro hijo de un año y cinco meses y ella era mamá de otro menor de cinco años. 

Pérez también dijo que su bebé nació el 13 de agosto pasado en el Hospital de la Mujer y que desconocía el paradero del recién nacido y de su mujer desde el pasado 27 de agosto porque ella se había ido de la casa conyugal. 

La mamá de Mayra Sarahí también declaró. Explicó que el 28 de agosto pasado su hija acudió a su casa acompañada sólo por el niño de un año y cinco meses y al preguntarle dónde estaban los otros dos menores, ella le respondió que Jesús Pérez le había quitado al recién nacido. 

La presunta responsable fue detenida a través de una orden de aprehensión y quedó a disposición del juez Luis Hernández Zúñiga, acusada únicamente de haber incurrido en el delito de inhumación, y ayer fue vinculada a proceso y se aprobó un mes como plazo para la investigación complementaria.