Antes de morir, Carlos Antonio cumplió su sueño

El estudiante que falleció tras semanas de agonía al ser atropellado recibió la visita de su ídolo musical quien tocó la guitarra junto a su cama

Alejandro Vargas
El Diario de Juárez
lunes, 11 marzo 2019 | 11:41

Ciudad Juárez.- Horas antes de dejar esta existencia Carlos Antonio Dávila Castillo, estudiante del Cobach 11 que murió días después de haber sido atropellado por un conductor que se dio a la fuga, cumplió su sueño.

Aunque inconsciente, el bachiller de 16 años, quien cursaba su segundo semestre, escuchó a su ídolo musical: Ulises Gómez, requintista de Virlán García, quien a un lado de su cama en el nosocomio 66 del IMSS tocó para él.

Para ello, el reconocido artista utilizó la guitarra de Dávila Castillo, con la que practicaba cuando llegaba a su casa del Cobach porque soñaba con ser un gran músico.

El instrumento fue autografiado por el músico: "con mucho cariño para Carlos", dice la firma sobre la guitarra.

Después de tocar, el músico se despidió cerca de las 11 de la mañana. Ese mismo día, miércoles 6 de marzo, alrededor de las 3 de la tarde, Davila Castillo falleció tras haber luchado por su vida desde el pasado 13  de febrero.

El accidente se registró alrededor de las 8 de la noche del referido día, cuando el estudiante intentó cruzar por una esquina y fue arrollado por un guiador cuyo paradero aún es desconocido.

El peritaje realizado por la Dirección de Tránsito determinó la culpabilidad del conductor que manejaba a exceso de velocidad, pues el estudiante cruzó por una zona permitida, informó José Luis Sánchez, vocero de la Dirección General de Tránsito Municipal.

Ayer, a las 11 de la mañana, el bachiller fue despedido por familiares y amigos entre aplausos y lágrimas, en la iglesia Jesucristo Sol de Justicia. 

Al terminar la misa en su honor, los deudos se dirigieron al panteón Sueños Eternos, en donde dieron el último adiós a su ser querido “quien ahora se encuentra al lado del Señor".