Amplía Corral su casa con patio ajeno

Gobernador se adueña de predio contiguo a una de sus viviendas en esta ciudad

Miguel Vargas
El Diario de Juárez
lunes, 23 septiembre 2019 | 10:05

PARTE 1 DE 2


Ciudad Juárez— El gobernador del estado, Javier Corral Jurado, incrementó su fortuna de bienes inmuebles –calculada en más de 20 millones de pesos– con la autoadjudicación de un terreno urbano de 277.64 metros cuadrados (con valor superior a 525 mil pesos) que tiene colindancia con una de sus propiedades y que se localiza en el cruce de las calles Costa Rica e Ignacio de la Peña de esta ciudad.

Ese lote baldío se lo adjudicó Corral de hecho, y no de derecho, según una investigación realizada por El Diario en Registro Público de la Propiedad y del Notariado, así como en la Dirección de Catastro municipal.

El predio, que según documentos oficiales no le pertenece, se localiza en la calle Costa Rica número 179, entre la avenida 16 de Septiembre y calle Ignacio de la Peña.

El terreno en mención tenía una finca rústica que trabajadores derrumbaron y recientemente rehabilitaron como una extensión del patio abierta hacia la casa del mandatario estatal, donde incluso hubo la necesidad de tumbar un árbol grande e instalar bardas de blocks en el perímetro para delimitar otras propiedades.



Cronología del despojo

Corral compró ya siendo gobernador la vivienda colindante que se encuentra en el cruce de las calles Costa Rica e Ignacio de la Peña, en una adquisición que también fue cuestionada, según archivos de prensa.

La propiedad que ahora Corral pretende adjudicarse para extender su residencia, hasta hace un par de meses estaba abandonada, en ruinas y con tres embargos millonarios desde 1992, según consta en la Dirección del Registro Público de la Propiedad y del Notariado.

Datos de esa dependencia estatal indican que el inmueble en cuestión está registrado como terreno urbano, inscrito con fecha 11 de noviembre de 1961 a nombre de Elia Pérez Muñiz, Francisca Muñiz Viuda de Pérez y Sergio Pérez Muñiz. El registro oficial quedó con la inscripción 87 del folio 44, libro 448 sección primera.

El dueño original de dicho terreno era el esposo de Francisca Muñiz Viuda de Pérez, de nombre José Pérez Martínez, quien de acuerdo con esta investigación periodística murió hace 54 años, el 23 de noviembre de 1965, según el acta de defunción 2641 foja 32 del libro 210 del Registro Civil.

Al fallecer Pérez Martínez, la propiedad ahora invadida quedó a cargo de la viuda –que tendría a la fecha 106 años– y de sus hijos antes mencionados; estos últimos tendrían actualmente 88 y 86 años de edad respectivamente.

Lo anterior porque según las constancias de su nacimiento, Elia, la hija mayor de esa pareja, es de octubre de 1931 y Sergio Pérez Muñiz, de diciembre de 1933.

De hecho, Francisca Muñiz Viuda de Pérez, escrituró la finca en cuestión a través de un juicio testamentario del expediente 8/956, donde quedó legalmente a su nombre hace 58 años bajo la escritura 243, el día 14 de octubre de 1961, ante el notario público número Uno, Adolfo Chávez Calderón, según registros oficiales en poder de El Diario.

La casa de adobe, donde alguna vez vivió esa familia, fue demolida desde hace un par de meses y ahora es un terreno que forma parte del patio trasero en la vivienda colindante propiedad del gobernador Corral, según se puede apreciar en fotografías aéreas.

La casa vecina la compró el actual gobernador de Chihuahua el 23 de febrero del 2017 y quedó registrada el 11 de abril de ese mismo año a su nombre.

Esa vivienda le costó a Corral 1 millón 200 mil pesos y colinda lateralmente con el terreno propiedad original del extinto José Pérez Martínez, en 22.7 metros lineales, según la inscripción 93 del folio 93, libro 6274 de la sección primera de los archivos del Registro Público de la Propiedad y del Notariado.

En el contrato de compraventa del bien inmueble, de que sí es dueño Corral Jurado, aparece como vendedora, Esperanza Miranda Molinar, y se hizo ante el notario número 3, Javier Ignacio Camargo Nassar, donde el mandatario asienta que es originario de El Paso, Texas.

El frente de esa casa de Corral es de cara a la calle Ignacio de la Peña, con 20 metros de frente, y el patio trasero ocupa la mayoría de los 17.3 metros que tiene en esquina con la calle Costa Rica.

Ya retomado el terreno propiedad del difunto, José Pérez Martínez, la casa del gobernador se extendería otros 14.70 metros sobre la calle Costa Rica, en dirección hacia la avenida 16 de Septiembre, según los planos catastrales de ambos bienes.

Cuando el gobernador compró la propiedad de la esquina de Costa Rica e Ignacio de la Peña, apenas 4 meses después de tomar posesión como mandatario estatal, fue cuestionado por familiares de la supuesta dueña anterior, una presunta ludópata de 92 años en apuros económicos, indican antecedentes periodísticos.

Antes, Corral había adquirido el 1 de marzo del 2016 otro inmueble contraesquina, en ese mismo cruce de las calles Ignacio de la Peña y Costa Rica, donde fue su casa de campaña en Juárez cuando contendió por la gubernatura.

Esa otra casa (sede de su campaña) tiene 400 metros cuadrados y le costó 750 mil pesos (38 mil 961 dólares con el tipo de cambio de entonces). Se la vendió José Alfredo Valenzuela Camargo, cuando Corral era senador de la República.

Aparentemente, recién electo Corral gobernador (octubre del 2016), comenzaron las negociaciones con la mujer de 92 años, presuntamente afectada con los juegos de apuestas, para comprarle la propiedad de enfrente de su cuartel de campaña, la cual ahora extiende para agrandar su patio, apropiándose de la finca contigua abandonada.

La denuncia de que el gobernador habría abusado de la condición de ludopatía y edad de la vendedora de la casa en cuestión, se hizo pública en una manifestación registrada en diciembre del 2018, en Palacio de Gobierno, por supuestos allegados a la exdueña. 

En esa ocasión, con una lona y gritando consignas en contra de funcionarios estatales, un grupo de personas ingresó a Palacio de Gobierno, acusando al gobernador Javier Corral de haberse aprovechado de una mujer de la tercera edad para comprarle una vivienda en Ciudad Juárez, frente a su casa de campaña, según registros periodísticos.

Expusieron que la casa fue comprada en un millón 200 mil pesos, cuando su valor real es superior a los tres millones de pesos, de acuerdo con esa denuncia pública. 

La protesta estuvo encabezada por Yolanda Miranda, presuntamente hija de Esperanza Miranda Molinar, quien le vendió esa propiedad a Corral, recién estrenado como gobernador, según documentos oficiales en poder de El Diario.

Yolanda dijo ser de Ciudad Juárez y estuvo acompañada en la protesta por Julia Klug, de la Ciudad de México. Argumentaron públicamente que el gobernador actuó de manera ventajosa en contra de la mujer mayor.

La protesta fue el 6 de diciembre pasado y estuvo compuesta de cuatro personas, quienes denunciaron que “desde hace un año y medio” el mandatario le entregó un millón 200 mil pesos a la mujer de 92 años para quedarse con la propiedad ubicada en las calles Costa Rica e Ignacio de la Peña.

Explicaron que dicha transacción fue desleal, al grado de señalarla como un robo, debido a que la persona es una adulta mayor y padece ludopatía, según las notas de entonces. 

[email protected]