Juárez

Acondicionan albergues ante contingencia sanitaria

Uno será usado como filtro para recibir y monitorear a los migrantes que lleguen deportados o retornados de Estados Unidos

Hérika Martínez Prado / El Diario de Juárez
Hérika Martínez Prado / El Diario de Juárez

Hérika Martínez Prado
El Diario de Juárez

viernes, 03 abril 2020 | 18:14

Ciudad Juárez— Dos albergues son acondicionados en Ciudad Juárez para ser utilizados ante la contingencia sanitaria, uno como filtro para recibir y monitorear a los migrantes que lleguen deportados o retornados de Estados Unidos y el otro para poder recibir a personas de otros espacios que se encuentren saturados.

“Son dos espacios que se están habilitando para atender a los migrantes con las previsiones ante este nuevo fenómeno, para resguardarlos del virus (Covid-19)”, informó el coordinador del Consejo Estatal de Población y Atención a Migrantes (Coespo), Enrique Valenzuela. 

El primero es el Espíritu Santo, donde los connacionales deportados y extranjeros retornados por el Gobierno de Donald Trump como parte del programa “Permanecer en México” o “Quédate en México”, de los Programas de Protección a Migrantes (MPP), serán recibidos para prevenir contagios con la población migrante que ya se encuentra albergada.

Según datos de autoridades locales, en promedio todos los días son deportados a Ciudad Juárez 65 connacionales de Estados Unidos. Y ayer el Gobierno de Trump anunció que para evitar la propagación del coronavirus (Covid-19) ya no acepta peticiones de asilo político, por lo que los migrantes detenidos son deportados de manera inmediata a México o a su país de origen. 

Actualmente más de mil 400 migrantes, la mayoría extranjeros de países como Brasil, Honduras, El Salvador, Nicaragua, Ecuador y Guatemala, se encuentran en 15 albergues den Ciudad Juárez, los cuales integran la Red de Albergues de Juárez, además del Centro Integrador para Migrantes Leona Vicario y la Casa del Migrante de Ciudad Juárez.

El segundo albergue que se está acondicionando es el San Matías, al cual se buscará trasladar a migrantes que ya se encuentran en albergues saturados. Esto con el fin de permitir la sana distancia entre las personas, informó Valenzuela.

Ambos espacios son dirigidos por el padre Héctor Trejo, integrante de la Pastoral de Atención a Migrantes de la Iglesia Anglicana de México.

Juan Carlos Loera, delegado de Programas de Desarrollo del Gobierno Federal en Chihuahua, informó a través de un comunicado que se entregó equipamiento y alimentos a ambos albergues.

“Estamos trayendo equipamiento, básicamente literas y colchonetas para habilitar nuevamente el albergue atendiendo la contingencia migratoria que tenemos y la cuestión sanitaria. Se busca mejorar las condiciones habilitando espacios para desahogar un poco los otros albergues operados por organizaciones de la sociedad civil, así como el albergue federal Leona Vicario”, indicó.

Dijo que la Secretaría de Bienestar entregó 40 literas al albergue San Matías, para que se puedan traspasar a personas de otros albergues donde se busca tener mejores condiciones y la sana distancia a la que obliga la actual contingencia sanitaria.

Aseguró que la Secretaría de Bienestar apoya desde mayo del año pasado con víveres a la Red de Albergues de la sociedad civil, que se cubren gastos de energía eléctrica y se brinda asistencia en materia de salud. En dichos apoyos federales no participa la Casa del Migrante de Ciudad Juárez.