Suspende Gran Bretaña servicio de ferrys por Brexit

La salida británica de la Unión Europea ha sido aplazado hasta el 31 de octubre

Associated Press
miércoles, 01 mayo 2019 | 10:24
|

Londres.- Las autoridades británicas cancelaron un servicio de ferrys previsto para el caso de que fracasaran las negociaciones con la Unión Europea y Gran Bretaña se vea obligada a abandonar el bloque sin un acuerdo.

El Departamento de Transporte anunció el miércoles que ``los contratos de transporte de carga para el período veraniego ya no son necesarios y por lo tanto quedan cancelados".

Los contratos habían suscitado gran controversia, especialmente al revelarse que una de las empresas contratadas no poseía embarcaciones ni experiencia alguna en servicio de transbordadores.

El secretario de Transporte Chris Grayling defendió los contratos como una medida de precaución parecida ``a una póliza de seguros".

El departamento dijo que el costo de cancelar los contratos es menor a los 56 millones de libras (73 millones de dólares) estimado por los auditores.

Los transbordadores eran parte de la planificación del gobierno británico para el caso de que tenga que abandonar la UE sin un acuerdo que estipule los términos del divorcio y las relaciones futuras.

Una salida sin acuerdo habría causado caos s en los puertos ya que, al no haber normas comerciales vigentes, se impondrían altos aranceles a los productos y surgirían otros obstáculos aduaneros entre el Reino Unido y la Unión Europea, su principal socio comercial.

La planificación ha sido postergada ya que el Brexit ha sido aplazado hasta el 31 de octubre.

El gobierno además tuvo que pagar 33 millones de libras (43 millones de dólares) por una demanda de la empresa operadora del Eurotúnel, que le acusaba de excluirla injustamente de la competencia para contratos de transporte una vez que entrara en vigor el Brexit.

El gobierno está siendo demandado ahora por P&O Ferries, que denuncia que el pago a Eurotúnel la coloca en desventaja competitiva.

La primera ministra británica Theresa May llegó a un acuerdo con la UE para una separación el año pasado, pero el Parlamento británico lo ha rechazado tres veces. May no ha podido convencer siquiera a legisladores de su propio Partido Conservador que apoyan la salida británica de la UE, quienes consideran que el pacto sigue demasiado atado al bloque.

El gobierno de May ha estado negociando con el opositor Partido Laborista para tratar de llegar a un acuerdo, pero hasta ahora sin resultados.

El gobierno británico dijo el miércoles que continuará ``tomando todas las decisiones necesarias para garantizar que estemos preparados en caso de una salida de la UE sin acuerdo".