Suman 'chalecos amarillos' 13 sábados de protestas

Las manifestaciones son en contra de las políticas del presidente Emmanuel Macron

Reforma
sábado, 09 febrero 2019 | 13:32

París— Los "chalecos amarillos" tomaron este sábado las calles de Francia en el que será la décimo tercer semana de movilizaciones, casi tres meses después del inicio de las protestas en contra del Presidente Emmanuel Macron.
Desde una primera marcha el 17 de noviembre en la que participaron 287 mil 710 personas, el movimiento se ha transformado y ahora pone a prueba su resistencia dividido entre los que buscan tomar una forma política y los más radicales, que dirigen sus críticas a Macron.
Este sábado, hay protestas convocadas en las principales ciudades del país, empezando por París, donde los "chalecos" se han dado cita por la mañana en torno al Arco del Triunfo.
En otras ciudades como Burdeos, Marsella, Niza, Montpellier, Rouen o Caen hay convocatorias a lo largo de toda la jornada, algunas de ellas con críticas a la ley que la Asamblea Nacional aprobó esta semana en primera lectura y que busca controlar los desbordamientos de violentos en el margen de las manifestaciones.
En Montpellier, el grupo de "chalecos amarillos" en Facebook ha convocado una concentración para denunciar el texto, conocido popularmente como ley antialborotadores, que consideran "liberticida", y se reunirán llevando máscaras o bufandas para cubrir el rostro, como gesto de protesta.
Otros grupos han insistido en denunciar la represión policial después de que hace dos semanas una de las caras más conocidas del movimiento, Jérôme Rodrigues, tuviera que ser hospitalizado tras recibir en el ojo un proyectil supuestamente lanzado por los antidisturbios.
Entre tanto, y mientras los más radicales rechazan cualquier forma de representación política, los sectores más moderados siguen buscando la forma de organizarse de cara a las elecciones europeas del mes de mayo.
Al menos cuatro grupos que se reivindican como "chalecos amarillos" han manifestado su intención de constituirse en partido.
Por otro lado, un participante perdió hoy una mano por el estallido de una granada de las usadas por la Policía francesa para dispersar las manifestaciones, durante la jornada de protestas de este sábado en París.
Según testigos, citados por la prensa local, la víctima es un joven fotógrafo de los "chalecos amarillos" que intentó detener con la mano que una granada de dispersión tipo GLI-24 cayera en la pierna de uno de sus compañeros, cuando se encontraban cerca del Parlamento.
Otras versiones indicaron que la granada cayó al piso cerca de donde estaba el joven, quien la tomó para devolverla y le estalló en la mano.
El joven tomaba fotografías de los manifestantes, que empujaban las vallas que protegían la entrada del Parlamento, según imágenes transmitidas por canales locales de televisión.
Fuentes médicas informaron a su vez que los bomberos trasladaron a la víctima hacia un hospital, con el brazo cubierto por una venda llena de sangre.
Los artefactos explosivos y gas lacrimógeno son usados por la Policía antidisturbios y de acuerdo con los reportes el de este sábado es el quinto asistente a las protestas de los "chalecos amarillos" que pierde una mano por el impacto de granada desde el inicio de la protesta contra el Gobierno.