Internacional

Sospechoso por muerte de 39 migrantes en tráiler apelaría extradición

Los cadáveres fueron encontrados en octubre dentro de un contenedor refrigerado de un camión cerca de Londres

Internet

Associated Press

miércoles, 12 febrero 2020 | 10:13

Londres.- Un hombre sospechoso por la muerte de 39 inmigrantes vietnamitas encontrados en el contenedor refrigerado de un camión cerca de Londres ganó el miércoles un retraso en su proceso de extradición de Irlanda al Reino Unido.

El juez Donald Binchy, del Tribunal Superior de Dublín, falló que el camionero Eamonn Harrison, de 23 años, puede apelar su orden de extradición para enfrentar cargos de asesinato no premeditado y asociación ilícita para el tráfico de personas.

Los cadáveres de 39 personas fueron encontrados el 23 de octubre en el poblado de Grays, al este de Londres. La policía dice que todas las víctimas eran de Vietnam y que tenían entre 15 y 44 años. Se cree que los 31 hombres y ocho mujeres pagaron a traficantes de personas para que los llevaran clandestinamente a Inglaterra. La policía dice que murieron por la falta de oxígeno y el calor en un espacio cerrado.

Harrison y un hombre de Irlanda del Norte, Maurice Robinson, están acusados de 39 cargos de homicidio involuntario. Los fiscales alegan que Harrison condujo el contenedor hasta el puerto de Zeebrugge en Bélgica, donde fue llevado en ferry a Inglaterra. Robinson lo recogió en el otro extremo.

Otro hombre, identificado como Gheorghe Nica, de Basildon, Inglaterra, también está acusado de homicidio no premeditado y conspiración para ayudar a la inmigración ilegal. Nica fue detenido en el aeropuerto de Fráncfort, Alemania, el 29 de enero. El hombre de 43 años, que tuvo una audiencia en la Corte de Magistrados de Chelmsford el sábado, enfrenta 39 cargos por homicidio culposo y uno más por conspiración para asistir en inmigración ilícita.

Un cuarto hombre, de 22 años, fue arrestado el domingo en Irlanda del Norte bajo sospecha de homicidio involuntario y por facilitar la inmigración ilícita. Permanece bajo arresto en el sureste de Inglaterra, a la espera de que le sean presentados cargos.