Regresa May al Parlamento tras receso del Brexit

La primera ministra británica, enfrenta presiones del Partido Conservador para que renuncie

Associated Press
martes, 23 abril 2019 | 07:30
|

Londres.- La primera ministra británica, Theresa May, afronta este martes nuevas presiones de su agitado Partido Conservador para que renunciara al cargo, en el regreso de los legisladores al Parlamento _y a los pulsos sobre el Brexit_ tras un receso de 11 días por la Pascua.

La salida británica de la Unión Europea, que se había programado para el mes pasado, se ha retrasado para que el gobierno intente buscar el apoyo del Parlamento para un acuerdo de divorcio.

El bloque ha dado a Londres hasta el 31 de octubre para ratificar un acuerdo o salir del grupo de 28 naciones sin un acuerdo que amortigüe el golpe.

La mayoría de los economistas cree que un Brexit sin acuerdo sumiría a Gran Bretaña en una recesión y que probablemente conllevaría controles de aduana en los puertos y aranceles en el comercio entre territorio británico y de la UE.

El gobierno de May y el Partido Laborista, el principal grupo opositor, reanudaban el martes las negociaciones de un compromiso preliminar. Pero había pocos indicios de que la brecha entre ambas partes se estuviera estrechando.

El descontento está creciendo entre los legisladores y funcionarios conservadores por las demoras del Brexit y la iniciativa de May de buscar un compromiso.

El legislador conservador Nigel Evans, partidario del Brexit, dijo que las peticiones de que May deje el cargo ``se están convirtiendo en un clamor" y que debe renunciar ``lo antes posible".

``Creo que la única manera de romper adecuadamente este estancamiento es si tenemos un nuevo líder del Partido Conservador", Evans dijo a la BBC.

Muchos conservadores partidarios del Brexit creen que May debe ser reemplazada por un líder más firme hacia el Brexit, como el exsecretario de Exteriores Boris Johnson. Pero May ya superó una moción de censura en su partido en diciembre y las reglas del partido indican que no puede ser desafiada de nuevo hasta que pase un año.

Algunos líderes conservadores debaten si se podrían cambiar las normas para permitir una nueva votación sobre el mandato de May.

May dijo que renunciará una vez el Parlamento apruebe el acuerdo del Brexit. Pero los legisladores rechazaron en tres ocasiones el acuerdo alcanzado con el bloque el año pasado.

El ministro de Justicia Rory Stewart, leal a May, dijo que cambiar de líder no resolvería el problema fundamental: hay una profunda división entre el público británico y sus políticos sobre si abandonar o no la UE y en qué términos.

``El problema no es la primera ministra, el problema es el Brexit", dijo Stewart.

``No tiene nada que ver con la persona, es que la gente discrepa profundamente sobre el Brexit".