No negociará UE cláusula de salvaguarda para Brexit

Advierten a Theresa May que su exigencia más importante para el acuerdo ni siquiera está sobre la mesa

Associated Press
martes, 19 febrero 2019 | 10:47

Berlín.- A la primera ministra Theresa May, quien viajará a la sede de la Unión Europea para buscar un efusivo avance en las negociaciones del Brexit, le dijeron el martes en la víspera de las conversaciones que su exigencia más importante ni siquiera está sobre la mesa.

El portavoz de la Comisión Europa, Margaritis Schinas, dijo que ``la UE27 no reabrirá con un acuerdo de retiro", una condición en la que muchos legisladores británicos insistieron antes de respaldar el acuerdo para que Gran Bretaña deje el bloque el 29 de marzo.

Con el tiempo limitado y los legisladores británicos cada vez más impacientes por los planes del gobierno sobre la salida británica de la UE, May todavía intenta cambiar el discurso legal del pacto para asegurar que las condiciones acordadas para la frontera Irlanda _que forma parte de la UE_ solo obligarían al Reino Unido temporalmente.

La UE se niega a ceder y dice que el acuerdo legal de 585 páginas para el Brexit es la única propuesta. No quiere discutir otras formas para llegar a un compromiso, pero, hasta ahora, Londres ha insistido en cambiar el texto legal.

Schinas dijo que las conversaciones de esta semana tienen el objetivo de ``ver si se puede encontrar un camino para obtener el mayor apoyo posible en el Parlamento del Reino Unido y respetar las normas acordadas" por los estados miembro de la UE.

Bajo el actual pacto del Brexit negociado entre May y la UE, habría una larga transición para asegurar que los negocios y el comercio sufran lo menos posible. Sin embargo, si el Parlamento británico no acepta el acuerdo, podría haber una salida caótica que sería muy costosa para ambas partes: tanto para los negocios como para la población.

Conforme se acerca la fecha para concretar la salida, más se complica que los negocios y autoridades se adapten a los cambios fundamentales que conllevaría el retiro de Gran Bretaña de la Unión Europea.

El mes pasado, el Parlamento británico no aprobó el acuerdo de Brexit que propuso May, en gran parte por la cláusula de la frontera entre Irlanda e Irlanda del Norte del Reino Unido. El mecanismo, conocido como salvaguarda, permitiría que el Reino Unido se mantenga en unión aduanal con la UE para eliminar la necesidad de revisiones a lo largo de la frontera irlandesa hasta que se defina una nueva y permanente relación comercial.