Enfrenta Boris Johnson su primera prueba electoral

Una elección especial en Gran Bretaña podría recortar la mayoría simple conservadora

Associated Press
jueves, 01 agosto 2019 | 10:22
Associated Press |

Londres.- El nuevo primer ministro de Gran Bretaña, Boris Johnson, enfrentaba el jueves su primera prueba electoral, una elección especial que podría recortar la mayoría simple del gobernante Partido Conservador en el parlamento a apenas un voto.

Los votantes elegían el jueves al nuevo legislador por Brecon y Radnorshire, en Gales, tras la caída en desgracia del diputado Chris Davies, quien dejó el cargo a petición de los electores luego de ser condenado por fraude en los gastos.

Davies se presenta a la reelección pero enfrenta el firme desafío de la candidata Jane Dodds, del partido Liberal Demócrata, en una elección bajo la sombra del Brexit.

En el referendo de 2016, el distrito de Brecon _una zona rural 280 kilómetros al oeste de Londres_ votó a favor de la salida de la UE por 52% contra 48%, exactamente igual que el resultado nacional.

En Gran Bretaña los votantes están profundamente divididos en torno a la decisión y el hecho de que, tres años después, el país aún no ha salido de la UE.

Johnson asumió como primer ministro la semana pasada con la promesa de sacar a Gran Bretaña de la Unión Europea el próximo 31 de octubre, con o sin un acuerdo de divorcio.

Los liberal-demócratas, partidarios de seguir en la UE, esperan obtener el respaldo de los votantes contrarios al Brexit.

El partido centrista tiene apenas 12 de las 650 bancas en la Cámara de los Comunes, pero últimamente ha ganado votos con su posición firme a favor de permanecer en la UE. En las elecciones de mayo al Parlamento Europeo, obtuvo el 20% de los votos en el Reino Unido, superando tanto a los conservadores como los laboristas.

Johnson, quien visitó la zona el martes, dijo que "un voto por cualquier partido que no sea el conservador permite a los liberal-demócratas dar un paso más para cancelar el resultado del referendo".

Parte de los votos del sector anti-UE no iría a los conservadores sino al Partido Brexit, dirigido por el conocido euroescéptico Nigel Farage.

Los conservadores carecen de mayoría propia en la cámara y dependen de una alianza con el Partido Demócrata Unionista de Irlanda del Norte, que tiene 10 bancas.