Internacional

Afirma Venezuela que capturó a dos estadounidenses en invasión fallida

Airan Berry y Luke Denman, fueron identificados como empleados de Silvercorp, una compañía de seguridad con sede en Florida

The New York Times

The New York Times

martes, 05 mayo 2020 | 08:40

El presidente Nicolás Maduro dijo, ayer lunes, que dos ciudadanos estadounidenses se encontraban entre los 13 "terroristas" capturados por las autoridades, en lo que llamó un complot fallido para invadir el país y derrocar a su gobierno.

Reuters informó que, en televisión estatal, Maduro mostró los pasaportes y otras tarjetas de identificación de Airan Berry y Luke Denman, a quienes describió como empleados de Silvercorp, una compañía de seguridad con sede en Florida cuyo propietario se atribuyó la responsabilidad de la fallida incursión del domingo.

El propietario de Silvercorp, Jordan Goudreau, un boina verde retirado, y el capitán retirado del ejército venezolano, Javier Nieto, dijeron en un video publicado en las redes sociales que la "Operación Gedeón" se había lanzado con éxito "en el corazón de Caracas". Agregaron que otras células armadas se habían activado en todo el país.

No hubo evidencia de combates en Caracas ni en ningún otro lugar de Venezuela después de la incursión reportada, que funcionarios dijeron que había sido repelida.

Maduro y sus funcionarios han denunciado docenas de intentos de golpes de estado y asesinatos a medida que la economía se ha hundido y millones de venezolanos han huido del país. Más tarde, algunas de las afirmaciones demostraron ser ciertas, mientras que otras nunca fueron verificadas independientemente.

Kay Denman, la madre de uno de los estadounidenses capturados, le dijo a The Associated Press que la última vez que escuchó de su hijo fue hace unas semanas cuando le envió un mensaje de texto, desde un lugar no revelado, para preguntarle cómo estaba lidiando con la pandemia de coronavirus. Ella dijo que nunca escuchó a su hijo hablar sobre Venezuela y solo se enteró de su posible captura allí después de que sus amigos llamaron cuando vieron los informes en las redes sociales.