Órdenes de Maduro 'no significan nada' para EU, asegura funcionario

Un alto funcionario de Estados Unidos reveló a agencias internacionales que el rompimiento de relaciones diplomáticas entre Venezuela y Estados Unidos

Excélsior
miércoles, 23 enero 2019 | 17:12

Estados Unidos— Luego de que Nicolás Maduro anunciara el rompimiento de relaciones diplomáticas con Estados Unidos, y advirtiera a sus diplomáticos que tienen 72 horas para abandonar Venezuela, un alto funcionario estadunidense aseguró que esto ‘no significa nada’ pues EU ya no lo considera presidente legítimo.

"La orden (de salida de los diplomáticos estadounidenses) no significa nada", dijo a EFE un alto funcionario del gobierno del presidente de Estados Unidos, Donald Trump, que pidió el anonimato.

Maduro anunció hoy que el personal diplomático de Estados Unidos que vive en Venezuela tenía 72 horas para abandonar el país, después de que Trump reconociera al titular de la Asamblea Nacional (AN, Parlamento) venezolana, Juan Guaidó, como presidente interino de la nación.

El mandatario de Estados Unidos, Donald Trump, anunció este miércoles que reconoce al titular de la Asamblea Nacional (AN, Parlamento) de Venezuela, Juan Guaidó, como presidente legítimo "interino" del país suramericano, un paso con el que busca aumentar la presión contra el Gobierno de Nicolás Maduro.
Trump reveló su decisión en un comunicado, minutos después de que Guaidó anunciara que asume las competencias del Ejecutivo venezolano para luchar contra la "usurpación" de la Presidencia por parte de Maduro.

"Hoy, reconozco oficialmente al presidente de la Asamblea Nacional de Venezuela, Juan Guaidó, como el presidente interino de Venezuela", afirmó Trump.

"En su papel como la única rama legítima de Gobierno debidamente elegida por el pueblo venezolano, la Asamblea Nacional invocó la Constitución del país para declarar ilegítimo a Nicolás Maduro y, por tanto, la oficina del presidente vacante", agregó.

Trump alertó de que seguirá empleando "el peso completo del poder económico y diplomático de Estados Unidos para presionar por la restauración de la democracia venezolana".