Viajero contagia de sarampión a 39 personas en EU

Un médico de Detroit, que nunca había visto un caso de esta enfermedad, lo diagnosticó con bronquitis

El Diario de Juárez
martes, 16 abril 2019 | 11:36

El mes pasado, un hombre que recaudó fondos para una asociación sin fines de lucro en la comunidad judía ultraortodoxa de Brooklyn, Nueva York, viajó a Detroit, Michigan, sintiéndose enfermo en el camino y yendo al doctor en cuanto llegó. Pero el médico, que nunca había visto un caso de sarampión, diagnosticó bronquitis al hombre que presentaba fiebre y tos, publicó The Washington Post.

Durante las siguientes dos semanas, el viajero contagiaría a 39 personas el virus respiratorio al hospedarse en domicilios particulares, asistir a diario a sinagogas y comprar en mercados de productos judíos. El caso ejemplifica la facilidad con la cual se propaga uno de los patógenos más infecciones del planeta entre las comunidades muy estrechas —sobre todo en aquéllas cuyos miembros viven, trabajan y conviven alejados de la población general.

El hombre llamó al día siguiente quejándose de sarpullido, pero el doctor pensó que se trataba de una reacción alérgica—. Sin embargo al pensar en ello, le preocupó la posibilidad de sarampión y reportó el caso al departamento de salubridad.

Cuando líderes comunitarios localizaron al viajero, él quedó anonadado. Dijo que tenía que haber un error porque ya le había dado sarampión.

El 13 de marzo, unos exámenes de sangre confirmaron que tenía sarampión.

El viajero procedente de Israel había llegado en noviembre a Nueva York, el epicentro del brote de sarampión, quedándose aproximadamente dos meses ahí antes de viajar a principios de marzo a la región de Detroit, informó Russell Faust, el director médico del condado Oakland. El hombre, a quien funcionarios de salubridad de Michigan no identificaron, les dijo que estaba visitando comunidades ultraortodoxas de Estados Unidos para recaudar fondos.

Los líderes judíos colaboraron con el departamento de salubridad para instalar tres clínicas en una sinagoga, vacunando casi a mil personas en una semana. Para principios de abril, se habían aplicado más de 2 mil 100 vacunas. En el condado Oakland al parecer no hubo ninguna fuerte negativa a vacunarse.