Van contra Trump por regla antiaborto

California presentó una impugnación a las restricciones de aborto del mandatario estadounidense

Reforma
lunes, 04 marzo 2019 | 23:01
Agencias

Estados Unidos— California y otros estados liderados por demócratas acudirán a los tribunales para bloquear la política de la Administración de Trump que prohíbe a los proveedores de atención médica financiados por los contribuyentes realizar o recomendar a las mujeres embarazadas servicios de aborto. 

"Prohíbe el uso de los fondos del Título X para realizar, promover, recomendar o apoyar el aborto como un método de planificación familiar", señala un comunicado publicado por el Departamento de Salud y Servicios Humanos sobre la nueva política de la Administración de Trump.
El año pasado, el programa federal Título X ofreció $ 286.5 millones en subvenciones que financiaron los servicios de planificación familiar. Cada año, el programa atiende la salud reproductiva de unos 4 millones de mujeres en los EU, la mayoría de ellas con ingresos de nivel de pobreza.
Los opositores a las nuevas reglas dicen que eliminarán a la organización Planned Parenthood así como a otros proveedores de salud que ofrecen servicios de aborto con cientos de millones de dólares de fondos federales. Las restricciones de referencia son parte de un cambio más amplio y conservador por parte de la Administración, que ha sido bloqueado por el tribunal para que no pueda deshacerse del requisito de Obamacare de que los empleadores proporcionen cobertura de seguro anticonceptivo.
California presentó una impugnación a las restricciones de aborto de Trump este lunes en el tribunal federal de San Francisco. Una demanda en varios estados, presentada principalmente por los estados controlados por los demócratas, se presentará el martes en un tribunal federal de Eugene, Oregón, dijo la oficina del Fiscal general de Nueva York en un comunicado.
También se requerirá que las clínicas creen muros físicos que separan sus servicios de aborto de otros programas de planificación familiar. Los críticos dicen que una "regla de mordaza" en las regulaciones que va en contra de la ética médica evitará que Planned Parenthood refiera a las mujeres a los proveedores de atención de la salud que realizan abortos y autoriza a los proveedores a dar información parcial sobre el embarazo hasta el final.
"La regla de mordaza de la administración de Trump es un ataque a más de 1 millón de californianos de bajos ingresos que dependen de los exámenes de salvamento y el cuidado de proveedores en los que confían", dijo el gobernador de California, Gavin Newsom, en un comunicado.
Las restricciones de referencia se pondrán en vigencia 60 días después de la fecha de publicación de las nuevas regulaciones, mientras que hay una espera de un año para cumplir con el requisito de que las clínicas tengan entradas y salidas separadas, instalaciones de tratamiento y registros de pacientes.