Estados Unidos

'Trump buscaba cualquier tipo de ventaja'

La Casa Blanca había intentado en 18 ocasiones que la llamada entre el mandatario y Raffensperger tuviera lugar

Associated Press

Associated Press

lunes, 04 enero 2021 | 17:10

Washington— El presidente de Estados Unidos, Donald Trump, aparentemente presionó al secretario de Estado de Georgia, Brad Raffensperger, durante una llamada telefónica -cuyo audio fue difundido el domingo por The Washington Post- para que "encontrara" suficientes votos a su favor a fin de anular el triunfo de Joe Biden en la entidad. 

Dicha conversación, ocurrida el sábado, se centró en la petición directa, por parte de Trump, para que se le sumaran "11 mil 780 votos", bajo el reiterado argumento infundado de que la elección del pasado 3 de noviembre había sido fraudulenta.

En una entrevista con The Associated Press este lunes, Raffensperger aseguró que confiaba en el resultado de los comicios generales de Georgia, a pesar de una impugnación al Colegio Electoral que fue apoyada por algunos republicanos en el Congreso.

"Si apoyan un desafío de los electores por Georgia, están equivocados, completamente equivocados'', subrayó el funcionario, quien añadió que los legisladores tendrán que tomar una decisión respecto a otras entidades.

"En Georgia lo hicimos bien. No estoy contento con el resultado, como republicano, pero es el resultado correcto según los números que vimos emitidos''.

Georgia contabilizó sus sufragios tres veces antes de certificar el triunfo de Biden por un margen de 11 mil 779 votos.

"Presidente Trump, hemos tenido varias demandas y hemos tenido que responder en la corte a las demandas y las disputas'', replicó Raffensperger a Trump durante la llamada. "No consideramos que usted haya ganado".

Raffensperger contó ante AP que la Casa Blanca se puso en contacto con su oficina, por lo que asumió que el primer Mandatario quería hablar acerca del resultado electoral.

Según su testimonio, su adjunto ya había tenido una reunión previa -el mes pasado- con Mark Meadows, jefe de gabinete de la sede presidencial. Sin embargo, sostuvo, no había habido otro contacto con Washington desde entonces.

Pese a que el intercambio del sábado fue la primera vez en la que Trump conversó con Raffensperger después de las elecciones, mandos que han hablado bajo condición de anonimato indicaron que la Casa Blanca había intentado en 18 ocasiones que la llamada tuviera lugar.

Cuando se le preguntó si sentía que el Presidente lo había presionado para que hiciera algo ilegal, Raffensperger contestó: "Creo que estaba buscando (Trump) cualquier tipo de ventaja que pudiera obtener, y no veo cómo lo va a conseguir".

David Worley, miembro demócrata de la Junta Electoral del Estado de Georgia, envió un correo electrónico a Raffensperger el domingo por la noche para solicitar que su oficina abriera una investigación sobre la llamada. "Decir que estoy preocupado por el intento del Presidente Trump de manipular los votos de los georgianos sería quedarse corto'', escribió en su mensaje.

Worley citó dos violaciones de la ley de Georgia en las que Trump habría, potencialmente, incurrido: conspiración para cometer fraude electoral y solicitud criminal para cometer fraude electoral.